La ciudad

Otra vez un automovilista enardecido embistió a un piquete e hirió a 4 personas

El conductor fue detenido a las pocas cuadras. Fue frente al Ministerio de Trabajo y es el tercer caso similar en menos de dos semanas en la región

Miércoles 12 de Abril de 2017


Un automovilista avanzó ayer contra un piquete de empleados suspendidos de General Motors en el macrocentro rosarino. La embestida provocó lesiones leves a tres manifestantes y un policía, y el conductor fue detenido a las pocas cuadras. Es el tercer caso en menos de dos semanas en el que un chofer enardecido arremete contra trabajadores con su vehículo en el Gran Rosario. El primero terminó con la vida de un hombre y el segundo con una mujer gravemente herida.

Los empleados suspendidos de la empresa automotriz se habían concentrado por la mañana en la esquina de San Lorenzo y Ovidio Lagos, frente al Ministerio de Trabajo de la provincia, donde se realizaba una segunda audiencia a pedido de los trabajadores que están contra el acuerdo alcanzado con el gremio Smata.

"La reunión se desarrollaba con normalidad", señaló un funcionario de la cartera laboral. En la calle, en tanto, un grupo de manifestantes cortaba la calle y se hacía sentir con bombos, banderas y pancartas. Dos policías motorizados y un inspector de tránsito habían sido dispuestos en el lugar para gestionar la circulación de los vehículos.

Un conductor de más de 50 años llegó hasta el borde de la protesta con un Ford Focus color champán y comenzó a avanzar lentamente.

El inspector de tránsito y los dos policías le marcaron que debía desviarse por San Lorenzo, pero el automovilista empezó a discutir con los manifestantes en tono cada vez más tenso. "En ese momento, uno de los policías intentó que el chofer no siguiera su paso", coincidieron en su relato varias de las personas que describieron la situación.

"El tipo aceleró, por eso nos tiramos a un costado para que no nos llevara puestos a todos", aseguró Gonzalo, uno de los presentes en la protesta. "Este hombre venía por Ovidio Lagos muy fuerte; enfurecido, arremetió con todo y nos quiso atropellar, nos quiso matar", dijo otro, quien agregó: "A mi golpeó la rodilla con el paragolpe, me hizo caer sobre el auto, entonces retrocedió y aceleró; pasó por encima de nuestra bandera. Un compañero quedó con un esguince en un dedo y otro con un hematoma en el pie".

"Tres de nosotros sufrimos heridas", detalló Guillermo, otra de las personas que protestaban. El hombre sumó que "el automovilista siguió por Ovidio Lagos, pasó el semáforo de Santa Fe en rojo y se frenó en Córdoba".

Hasta allí siguió la discusión con un par de manifestantes y el policía que buscaba frenar la continuidad de una conducción temeraria, pero el chofer arrancó y lo pisó en una pierna. A las pocas cuadras fue detenido y conducido a la comisaría 7ª.

El primer incidente de estas características en el Gran Rosario se produjo el 30 de marzo pasado cuando un camionero ebrio embistió un piquete montado en el cruce de las rutas 10 y 11 y, en una carrera alocada, mató a uno de los manifestantes. El agresor, Cristian Socias, está imputado de homicidio simple y se le dictaron 60 días de prisión preventiva.

El segundo caso se produjo el 6 de abril pasado cuando, en el marco del paro nacional, un motociclista rompió un piquete de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) montado sobre Circunvalación a la altura de Juan José Paso y atropelló a una joven, Priscila Casco, causándole graves heridas. En este episodio, Mario Luna será imputado en el marco de la causa que se está formando por lesiones, según indicaron ayer desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS