Pandemia

Los shoppings vuelven desde hoy a estar abiertos entre las 11 y las 19.30

Sólo funcionarán los locales de venta minorista y mayorista. Los patios de comidas y los cines permanecerán cerrados.

Lunes 05 de Octubre de 2020

Tras recibir la autorización del gobierno provincial, los shoppings de Rosario abrirán hoy nuevamente sus puertas tras permanecer un mes cerrados como medida para bajar el crecimiento de contagios de Covid-19. Con restricciones y protocolos similares a los de la anterior reapertura, podrán abrir de 11 a 19.30, tras acordar ese horario con el municipio.

El decreto 1036/20 permite la apertura de los tres shoppings ubicados en Rosario (Portal, Alto Rosario y Paseo del Bosque), con readecuación de sus espacios de atención a una serie de restricciones y protocolos sanitarios. Solo podrán abrir los locales que se dedican a la venta minorista y mayorista de mercaderías y productos elaborados de esos centros comerciales. Los bares, restaurantes, patios de comidas y espacios de entretenimiento como cines y juegos para niños, continuarán cerrados.

Entre las medidas restrictivas, se limitará el uso de la superficie libre de circulación a un máximo del 50 por ciento, en una proporción de una persona cada 9 metros cuadrados, con el objetivo de posibilitar el distanciamiento social entre los concurrentes en los espacios comunes. Aunque no está en el protocolo sino que es una recomendación, también habrá flujos de circulación. Todos deberán caminar con un mismo sentido, por la mano derecha y señalado con flechas en el piso, para evitar cruces entre las personas y que no haya choques ni contacto.

En todos los accesos se tomará la temperatura de los concurrentes, con alfombra sanitizante en el suelo para desinfectar el calzado y alcohol en gel o líquido para las manos. Los centros comerciales tienen, por decisión propia y fluctuante según la cantidad de asistentes, habilitados menos accesos para tener control del ingreso de público.

En cuanto a la gastronomía, solo están abiertos los que se encuentran fuera de la superficie, que por ejemplo en el caso del Alto Rosario son Tea Connection y Rock & Fellers. Los demás bares y restaurantes se manejarán con take away y delivery. El miércoles, los responsables de cada shopping se reunirán con la provincia y municipio para empezar a buscar la manera de igualar las condiciones de todos, como segundo paso.

Burbujas

En Rosario, los tres shoppings acordaron con la Intendencia abrir a las 11, en lugar de las 10 que autorizó la provincia, para tener un turno por día y evitar así que se mezclen los equipos por si un empleado se contagia. De esta manera, según la estructura de cada local y plantel de personal, si un turno de trabajadores se tiene que aislar, es reemplazado por otro equipo completo y el negocio no tiene que cerrar 15 días. La estrategia de separar “burbujas” no es exclusiva del shopping, sino que se está aplicando en todos los ámbitos comerciales.

“Hubo cosas que ya estaban resueltas, así que fue más sencillo. Los protocolos estaban bien armados, por lo que no tuvimos que modificar nada”, relató la gerenta del Shopping Alto Rosario, Florencia Cortés. Para graficar, apuntó que la figura del veedor que se empezó a emplear recientemente en el comercio y la gastronomía, los shoppings ya la tenían. Se trata de una persona que recorre la superficie constantemente y le pide a la gente que use el barbijo, que se respeten las distancias y que los empleados cumplan el protocolo. También repasa antes de la apertura que todos tengan alcohol y el cartel que aclara la capacidad máxima de personas. “El control en el centro comercial es mayor que en la calle, porque al de la entrada se le suma el del local”, destacó Cortés.

Además, a través del decreto 1010/20, se amplió el horario de los locales comerciales en general, que será el mismo que el de los que se encuentran en shoppings. La medida se extiende sólo por cinco días porque el viernes el gobierno provincial dispondrá las nuevas medidas para la próxima etapa del aislamiento en el marco de la pandemia de coronavirus.

Los bares definen más especios

Dueños de bares y restaurantes de la ciudad trabajan contrarreloj junto a los funcionarios municipales detrás del claro objetivo de terminar de definir cómo se llevará a cabo la ocupación del espacio público para extender la capacidad de los comercios al aire libre, como alternativa en el marco de las medidas de cuidado que se tomaron para la reapertura de la gastronomía en Rosario.

Por estas horas, las autoridades finalizan la confección de la plataforma online que permitirá hacer los pedidos y dar los otorgamientos de autorización para utilizar terrazas y ampliar veredas con aprobación de los frentistas involucrados.

Los otros lugares en los que se pretendía colocar mesas y sillas, como sectores de estacionamientos en las calles o bulevares, aún están en duda: Oroño es el único que podría ser una opción para ser utilizado de ese modo, y ya tiene mucho tránsito.

Las plazas, en tanto, fueron desestimadas como sitio para ampliar la oferta gastronómica porque las vieron como un lugar donde existe la posibilidad de que el público se comporte de manera demasiado descontracturada y se iban a complicar las tareas de control.

Es que la idea del Ejecutivo es que los permisos no se transformen en un llamador de gente, sino en la posibilidad de aprovechar un poco más los lugares en donde se puedan poner mesas. Por eso, hay que olvidarse de la posibilidad de grandes cortes de calle o plazas enteras en las que los clientes se mezclen con otras personas que aprovechen para reunirse en esos espacios.

Algunos trámites van a ser sencillos y serán aprobados sin ir al lugar, y otros como las terrazas y patios internos requerirán de habilitación técnica, es decir que personal municipal concurra al local para verificar determinadas cuestiones. Esto se debe a que en los espacios a habilitarse puede haber elementos que no correspondan o no sean seguros. Por ejemplo, la terraza tiene un cálculo de carga que determina un límite de cierta cantidad de gente, o puede haber una instalación de gas en el techo que volvería peligroso el espacio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario