La ciudad

Los comerciantes de calle San Luis no confían en la comisaría segunda

Solicitarán una audiencia en la Fiscalía para denunciar el accionar de un grupo con gran logística que comete escruches. Muchos damnificados ya no radican las denuncias.

Martes 05 de Mayo de 2015

Los comerciantes de calle San Luis solicitarán una audiencia en la Fiscalía para denunciar que son víctimas de una organización delictiva que se mete por techos, terrazas y ventanas de los comercios "para llevarse sólo el dinero". Es más, muchos no ocultaron su disconformidad con el accionar de la comisaría 2ª, con jurisdicción en la zona, que no se muestra muy activa a la hora de evitar estos inconvenientes y en la que han perdido la confianza. Sin medias tintas, el concejal del PRO, Rodrigo López Molina, fue tajante. "Las bandas operan donde hay zonas liberadas", aseguró.

Las quejas de los comerciantes se hicieron sentir ayer en la comisión de Seguridad del Concejo, donde exigieron además la instalación de cámaras de videovigilancia en el tramo de San Luis comprendido entre Moreno y Corrientes, poda, escamonda y mejoras en la iluminación. "De noche este corredor de negocios es una boca de lobo", insistieron.

Como ya es una costumbre de todos los lunes, el anexo del cuerpo deliberativo fue un espacio de catarsis de diversos sectores que vuelcan su preocupación por la ola de robos que sufren.

Con el vicepresidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), el histórico Elías Soso, a la cabeza, los relatos de los comerciantes fueron más que elocuentes.

"Los ladrones se trepan a los árboles, suben a los techos, después de las 20.30 es todo oscuridad. Pero además hacen logística, porque antes de entrar cortan las alarmas, las cámaras que están adentro de los locales, los cables de teléfono y te hacen un agujero de 60 centímetros por donde entran", comentó uno de ellos.

Otro dueño de un negocio en la zona resumió su resignación. "Cuando llega la policía, a la ropa que se llevaron ya la están vendiendo", dijo. Uno de los temas que subrayaron fue el poder organizativo de los delincuentes.

Uno a uno, todos fueron contando en la comisión cómo fueron robados sus locales. Con boquetes, tumbando puertas, con escaleras, por las ventanas, "nada es obstáculo" y con el apoyo de un vehículo afuera o con escape por edificios o estacionamientos linderos.

En resumen, se sospechó en forma generalizada de la existencia de una banda organizada, con alto poder de logística "que va directo a la plata, sin tocar la mercadería, ni los papeles y mucho menos los cheques".

En la queja colectiva también quedó en evidencia la seccional 2ª. "Yo no voy más a la comisaría a hacer la denuncia, ¿para qué?", remarcó un ofuscado comerciante y recordó que cada 10 días la zona sufre un robo con características de escruche, siempre de noche.

No fueron pocos los que dejaron entrever que el grado de logística que tienen los ladrones y el modo en que operan no podría ser posible sin algún guiño policial, lo que dejó bajo la lupa a la comisaría con jurisdicción en la zona.

Los relatos fueron escuchados por los concejales Diego Giuliano, Miguel Cappiello, Rodrigo López Molina y Carlos Comi, quienes se comprometieron a gestionar una mejor y más eficiente escamonda, poda e iluminación.

En la agenda quedó el compromiso de que calle San Luis, desde Moreno a Corrientes, tenga cámaras de videovigilancia conectadas al sistema provincial, con enlace al 911.

"Las bandas operan donde hay zonas liberadas", razonó López Molina para sugerir una presentación conjunta de los comerciantes ante Fiscalía, y con el apoyo de los ediles.

Ciclistas. Por otra parte, y tras la publicación en LaEN_SPACECapital de la decisión de un grupo de ciclistas que compiten en triatlón y otras disciplinas deportivas de acudir fuera de Rosario a entrenar debido a los robos, la comisión de Seguridad volvió a tomar el tema.

Ayer, un grupo de competidores reiteró su preocupación, enumeró las zonas "calientes" donde fueron asaltados y solicitaron el respaldo de la Guardia Urbana Municipal (GUM) o la policía para poder pedalear.

"Si salís solo o de a dos sos carne de cañón", graficó un representante para contar cómo fueron empujados por motos con dos personas, quienes a punta de pistola o cuchillos les robaron las bicicleta de competición.

Para poder entrenar tuvieron que acotar su recorrido. Ya no van más hasta la cabecera del puente Rosario-Victoria porque "desde el destacamento policial de La Florida al norte es zona de robos, en particular desde el asentamiento del Remanso Valerio".

Tras recordar que para ir hasta el autódromo o la pista lindera a Villa Gobernador Gálvez "hay que ir en auto sí o sí", el grupo de deportistas propuso reforzar la vigilancia en el "circuito Dakar (por avenida Belgrano desde Rioja hasta 27 de Febrero)".

A la comisión acudió el secretario de Deportes municipal, Adrián Giglioni, quien prometió abordar una solución integral en un encuentro con los afectados, el Ente de la Movilidad y el secretario de Control y Prevención Ciudadana, Pablo Seghezzo.

La fecha de ese encuentro no se dio a conocer, pero la problemática exige respuestas rápidas para estos deportistas.

Más policías para Fisherton

El gobernador Antonio Bonfatti puso en marcha ayer la Policía Comunitaria en Fisherton. La nueva fuerza cuenta con 90 efectivos para 110 manzanas, comprendidas entre el bulevar Wilde, Mendoza, Circunvalación y bulevar Argentino. Esta policía ya está presente en Ludueña, Las Flores, Belgrano, Echesortu, Pichincha, Abasto, Tablada y Tiro Suizo; mientras que próximamente serán puestos en función en el barrio de Arroyito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS