Pandemia

Los centros de salud municipales quieren vacunar a los adultos y pacientes de riesgo

El director del área solicitó a la provincia "mayor descentralización". En los barrios hay colas solo para acceder a la inscripción

Martes 06 de Abril de 2021

Con la mayor continuidad en la llegada de vacunas contra el Covid-19 y sobre todo el arribo de dosis de fabricación china del laboratorio Sinopharm, que no requieren temperaturas extremadamente bajas para su conservación, la Secretaría de Salud municipal insistió en el pedido de “una mayor descentralización del proceso de vacunación”. Así lo planteó el director de Centros de Salud de Rosario, Fernando Vignoni.

El funcionario, a cargo de la puesta en marcha de las estrategias territoriales, indicó que “hay muchas personas que tienen problemas para inscribirse" y consideró que “hay información valiosa que a nuestro criterio no se está utilizando". Es más, detalló que son algo más de 50 mil las dosis que se requieren para llegar a los adultos mayores y personas con comorbilidades de los barrios y agregó: “Si no, el riesgo que enfrentamos es el de generar un diferencial entre la población del centro vacunada y otra que no, en los barrios”.

El ejemplo más claro de la solicitud que Vignoni y la subdirectora de los centros, Silvina García, elevaron directamente a la ministra de Salud, Sonia Martorano, se palpó en las últimas horas en el oeste de la ciudad. Ante la dificultad para el acceso a las tecnologías para concretar la inscripción, el centro de salud Juana Azurduy, conjuntamente con la vecinal de Empalme Graneros, organizó un espacio para facilitar el trámite a los vecinos. El resultado fue una cola de un centenar de personas para poder acceder a la gestión.

“Ese escenario, en un momento donde decimos que hay que evitar la circulación de adultos mayores y personas de riesgo, claramente hay que evitarlo", señaló García; además de apuntar que ese movimiento “es apenas para anotarse. Falta aún toda la movilización que significa la vacunación en sí misma al centro de la ciudad”.

Descentralizar

“El pedido concreto es el de poder vacunar desde los centros de salud de los barrios, un paso que se puede dar ahora que está llegando la vacuna china que solo requiere frío de heladera, al igual que la antigripal, y no obliga a una logística tan compleja”, afirmó Vignoni.

De hecho, en la última semana las vacunas comenzaron a llegar con mayor agilidad al país y a la provincia. Y en el caso de las de fabricación china, ya se recibieron 139.500 dosis, de las cuales se aplicaron 62.994, de acuerdo al último informe del Ministerio de Salud de la provincia. Y más aún, si bien en un principio se utilizó para inmunizar a los docentes por no estar aprobada para adultos mayores de 65 años, ese paso ya fue saldado y actualmente ya puede utilizarse también en esa población objetivo.

Para Vignoni, hay información de la población adscripta a los centros de salud que es vital y que, a su criterio, no está siendo utilizada. Y en contraposición, no son pocos en los barrios los que no están teniendo acceso al trámite de inscripción.

“En los centros de salud tenemos el registro, con nombre y apellido, quiénes son los adultos mayores y los pacientes con comorbilidades que tienen criterio de vacunación, detalló el funcionario. En lugar de pedirle a esas personas que se inscriban y que luego circulen hasta el centro de salud para pedir una indicación a su médico y luego movilizarse una vez hasta la ex Rural para vacunarse, creemos que todo ese flujo que es el que hay que evitar, justamente se evita vacunando desde los centros de salud a través de listados nominalizados".

Es más, tanto Vignoni como García señalaron que a la información de los centros de salud, se suma la de Pami y la de Iapos, “un caudal de datos que es central para que el ministerio pueda incluso determinar con nombre y apellido para quién son las vacunas”.

Poco más de 50 mil dosis

A la agilización de la llegada de vacunas, los funcionarios municipales sumaron otro dato: son algo más de 50 mil dosis las que se requieren para cubrir la población de riesgo en el territorio, un número que si bien ante la escasez es importante, señalan que “no es una cantidad exorbitante”.

"Estamos hablando de personas con criterio de vacunación que son mayores de 65 de la red pública, además de pacientes de entre 18 y 65 años con factores de riesgo", volvieron a detallar y pusieron como ejemplo la campaña de vacunación antigripal que se llevó adelante en 2020.

En ese momento, hace exactamente un año, se vacunaron desde los centros de salud municipales 49 mil personas, además de 19.500 que recibieron la aplicación en sus domicilios y 27.500 pacientes que reciben la medicación para enfermedades crónicas.

“En base a esos datos se hace la estimación de algo más de 50 mil dosis", señalaron, e incluso Vignoni consideró que “se puede hacer en etapas siguiendo las pautas del cronograma y las franjas etarias que va marcando el Ministerio en la ex Rural”.

Lo central, para García, "es evitar la movilización y el flujo de personas que el planteo que se le está haciendo a los vecinos en los centros de salud". Pero sobre todo, recalcó Vignoni, evitar llegar a la segunda ola de contagios con un diferencial que haga que la población del centro esté vacunada y la de los barrios no".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS