La ciudad

"Lo que pasó en la causa fue casi un milagro"

"Lo que pasó con esta causa fue casi un milagro, un verdadero logro del sistema". De esta forma sintetizó el juez de Familia de Villa Constitución, Oscar Davini, la historia de los cuatro hermanos que fueron separados por un caso de violencia familiar y que ayer volvieron a vivir juntos bajo un mismo techo.

Viernes 06 de Abril de 2018

"Lo que pasó con esta causa fue casi un milagro, un verdadero logro del sistema". De esta forma sintetizó el juez de Familia de Villa Constitución, Oscar Davini, la historia de los cuatro hermanos que fueron separados por un caso de violencia familiar y que ayer volvieron a vivir juntos bajo un mismo techo.

En diálogo con LaCapital, el magistrado reconoció que "no son frecuentes los casos de familias interesadas en adoptar cuatro hermanos, por el cambio que implica para sus vidas".

El juez contó que él es padre de cinco hijos y sabe "de qué se trata esto de tener una familia grande. Pero en este caso se trata de cuatro hermanitos que llegan juntos a un nuevo hogar y es todo un cambio".

El magistrado resaltó que en su resolución tuvo en cuenta "los informes de los equipos interdisciplinarios y el contacto con la propia pareja, que demostró tener mucho aplomo, serenidad, entrega y cariño por brindar".

Davini destacó que en la audiencia de ayer en su despacho en los Tribunales de Villa Constitución "estuvieron presentes representantes del juzgado de Familia, de la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, del Registro Unico Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) y de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes de Santa Fe".

Testigos presenciales de la audiencia judicial contaron que "fue extremadamente emotivo lo que pasó. Los cuatro hermanitos estaban tomados de la mano y abrazados mientras que la mujer adoptante no paraba de llorar y era consolada por uno de los chiquitos. Fue todo muy conmovedor".

El juez remarcó que habrá un seguimiento e informes del caso antes de resolver, a más tardar en seis meses, la adopción definitiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario