La ciudad

La mayoría manejaba en el interurbano

Jueves 21 de Septiembre de 2017

La ex Tirsa fue una de las primeras líneas interurbanas de la provincia en incorporar conductoras. Según recuerdan sus ex empleadas, fue en medio de un programa para mejorar el trato con el pasajero que, a mediados del 98, la empresa publicó un clasificado muy poco específico. "Se necesitan mujeres conductoras", decía. A la convocatoria respondieron, por entonces, 98 postulantes. De ellas, dieciséis se incorporaron en el servicio en el 99. Los comienzos no fueron fáciles. "Estuvimos cuatro meses aprendiendo sin cobrar, trabajando de lunes a lunes sin franco", recuerdan. Y si bien el primer día sus compañeros varones las recibieron con desconfianza, ellas pudieron "demostrar la capacidad que teníamos y hacernos de la experiencia que necesitábamos". Finalmente, rematan, las terminaron aceptando. Con los pasajeros, el amor fue a primera vista. "Cuando subían al colectivo y veían a una mujer al volante, primero se sorprendían, después siempre nos tiraban muy buena onda", destacan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario