La ciudad

Hay consenso en Diputados para debatir la unión civil

Los legisladores provinciales que integran el Frente Progresista Cívico y Social y los que pertenecen al minoritario bloque del Justicialismo, que en su momento no trataron el tema, ahora se mostraron abiertos a debatir la unión civil. Todos, en diálogo con La Capital, dieron ayer por descontado que impulsarán la discusión...

Viernes 25 de Enero de 2008

Los legisladores provinciales que integran el Frente Progresista Cívico y Social y los que pertenecen al minoritario bloque del Justicialismo, que en su momento no trataron el tema, ahora se mostraron abiertos a debatir la unión civil. Todos, en diálogo con La Capital, dieron ayer por descontado que impulsarán la discusión sobre el proyecto de unión estable de pareja que redactó Vox, entidad que defiende los derechos de las minorías sexuales.
  Esta vez el trabajo de Vox llega a la Legislatura con reformas: ahora piden que la unión se pueda dar en un Registro Civil y que se otorgue libreta a la pareja.
  El proyecto ya perdió dos veces estado parlamentario.

Para todos. La figura de la unión estable apunta a que las parejas con 12 meses de convivencia —hetero u homosexuales— puedan gozar de derechos de pensión, obra social y licencia laboral. No así, de los de adopción y herencia; privativos del matrimonio.
  En el bloque Justicialista, Marcelo Gastaldi dijo no poder dar una opinión personal sobre el tema porque “estas cosas —subrayó— se discuten primero en el bloque”. Y fue más allá al explicar que él y sus colegas escucharán “los fundamentos del proyecto, como lo hacemos con tantas otras iniciativas”. Gastaldi recordó haber apoyado el debate en favor de que la obra social de los empleados provinciales (Iapos) reconociera derechos igualitarios a los convivientes. “Hasta ese tema legislamos, no veo por qué no podremos debatir la inquietud de una organización o conjunto de ciudadanos”, resaltó.
  El diputado se refirió así a la ley 8.288 que se promulgó en noviembre y que determina que, tras 3 años de convivencia, la pareja de un empleado público (cualquiera sea su condición sexual) puede gozar de los derechos de filiación.
  Para la diputada del ARI Alicia Gutiérrez, el tema merece una “buena discusión en la Legislatura y también en la sociedad”. Asegura que mucha gente cree que la unión estable es un beneficio para gays y lesbianas, y según dice, “ya hay estadísticas que demuestran que en Capital Federal, donde la unión civil rige desde 2002, la mayoría de las parejas que han optado por ella son hetero. Es una posibilidad para muchas parejas de hecho”.
  Desde el radicalismo, Mónica Peralta indicó que seguirá “acompañando la idea” a la que consideró “importante que se transforme pronto en ley”.
  La socialista Lucrecia Aranda no sóló dijo que apoyará el debate sino también las reformas. “¿Por qué la unión habría de tramitarse en la Justicia y no en un Registro Civil?”, preguntó la legisladora ante de responder que “seguir obligando a los concubinos a que demuestren su relación con testigos ante un juez es ubicarlos simbólicamente en un lugar de falta”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario