La Ciudad

Hace 80 años, Rosario prohibió la venta de Coca Cola en la ciudad

El argumento era contundente: la gaseosa no declaraba en su rótulo las concentraciones de cafeína. La Justicia obligó a la multinacional a incorporar esa información en su rotulado

Jueves 21 de Enero de 2021

A fines de la década del 40, para tomar una Coca Cola había que dejar atrás los límites de la cuidad. Durante más de 12 años, la bebida más popular del mundo estuvo prohibida en Rosario. El argumento era contundente: la gaseosa no declaraba en su rótulo las concentraciones de cafeína, cuyo consumo resulta perjudicial en niños o personas con patologías cardíacas, y el Estado no podía autorizar la comercialización de alimentos sin conocer qué contenían. La veda se extendió hasta 1959 y concluyó después de un fallo judicial que obligó a la empresa multinacional a incorporar esa información en sus rotulados en el territorio santafesino.

LA CAPITAL publicó hoy una nota contando que la fórmula de Coca Cola se patentó hace 128 años. Y atentos lectores recordaron que entre fines de los años 40 y 1959, la comercialización de la bebida estuvo prohibida en la ciudad.

Y la anécdota puede servir de ejemplo sobre el derecho a la salud y el rol del Estado en la regulación y el control de la calidad de los alimentos, sobre todo cuando se discute una nueva ley sobre Etiquetado de Alimentos, que busca hacer llegar al consumidor información clara y precisa sobre los contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías de los productos que llevamos a la mesa.

La directora del Instituto Municipal del Alimento, Susana Dueñas, recordó que por la década del 40 estaba a cargo de la oficina de Bromatología de la provincia Jorge Mullor, docente e investigador de la facultad de Ingeniería Química de la UNL, quien decidió investigar el secreto mejor guardado por la bebida azucarada.

"Fue un trabajo muy importante, que tuvo una gran repercusión", indicó. La tarea incluyo "el análisis de la composición de la bebida y una serie de consultas con especialistas sobre las consecuencias del consumo de cafeína".

Desde las oficinas de Bromatología varias veces intimaron a la empresa a declarar la presencia de cafeína en sus rotulados y ante la negativa a cumplir con el requerimiento se llegó a clausurar la embotelladora de Rosario.

El tema llegó a la Justicia, donde la compañía internacional fue obligada a declarar las concentraciones de cafeína en los envases de su producto. Y después de 12 años, la Coca Cola volvió a venderse en los bares, almacenes y quioscos de la ciudad.

Bebida con historia

La historia de la Coca Cola comienza en Atlanta un 8 de mayo de 1886 en el pequeño laboratorio del farmacéutico John S. Pemberton, quien quería crear un jarabe contra los problemas de digestión que además aportase energía.

En esos tiempos, se llegó a decir que en la fórmula inicial había un porcentaje de cocaína, algo que la compañía siempre ha negado. La farmacia Jacobs fue la primera en comercializar el preparado a un precio de 5 centavos el vaso, vendiendo unos nueve cada día. Era solo el inicio de una historia que ha convertido a la Coca-Cola en la bebida más famosa del mundo.

Pasado el tiempo, el gusto se sobrepuso a los problemas digestivos que intentaba solucionar. Como fármaco perdió, pero su sabor fue imponente. Entonces Pemberton estaba creando una nueva gaseosa que se uniría a las mesas de todo el mundo.

Pemberton no tardó en darse cuenta de que la bebida que había creado podía ser un éxito. Fue en el año 1893, el 21 de enero, que se patentaba la receta secreta de la Coca-Cola.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS