La ciudad

Fuerte reclamo por el fatal accidente de Ovidio Lagos y Salta

A diez días de la muerte de Marcelo Seisas, amigos y familiares criticaron que no funcionaba en esa esquina el semáforo ni las cámaras de seguridad

Jueves 23 de Noviembre de 2017

Familiares y amigos de Marcelo Seisas, el motociclista de 32 años que falleció hace diez días tras chocar en la esquina de Lagos y Salta brindaron ayer un emotivo homenaje al joven empresario gastronómico. En silencio, durante algo más de media hora, unas 300 personas se concentraron frente a la Municipalidad para cuestionar a la Intendencia por la falta de funcionamiento del semáforo en ese fatal cruce donde se ya se produjeron otras tragedias viales. Y también criticaron que las cámaras de seguridad de esa esquina del macrocentro rosarino no hayan captado el momento del impacto para aportar evidencia a la investigación judicial.

Pasadas las 18, la plaza 25 de Mayo se fue poblando de gente. En un respetuoso silencio se iban saludando amigos, familiares y motociclistas que supieron compartir momentos, viajes y recorridos con Seisas.

El receptor de todos los saludos y abrazos fue el padre del joven de 32 años que murió la semana pasada. Visiblemente impactado se limitaba a agradecer y retribuir el saludo ante cada pésame que recibía por el fallecimiento de su hijo.

Cuando LaCapital se le acercó para pedirle una declaración pública, se excusó y en tono bajo respondió: "No voy a hablar, les pido disculpas, este es un homenaje en silencio. Por favor sepan respetar".

A pocos metros suyo, compañeros de su hijo improvisaron un contacto con los medios para expresar el dolor y la indignación de todos los allegados a Marcelo por su fallecimiento.

El siniestro vial se produjo el lunes 13 de noviembre por la noche cuando colisionaron un Renault Duster, conducido por Fabiana F., de 24 años, y una moto al mando de Seisas.

El fallecido era sobrino del periodista Ciro Seisas y dueño de un conocido bar de la ciudad, además de amante de las Vespa. De hecho, formaba parte de un grupo de fanáticos de esas motos al que llamaron La Colmena, quienes ayer acompañaron el reclamo.

La particularidad que tuvo este fatal accidente fue que los semáforos de la esquina no funcionaban correctamente y por esa razón los dos rodados avanzaron pensando que les correspondía el paso y terminaron impactando.

Franco, un motociclista amigos de Marcelo Seisas señaló: "Cuesta mucho creer lo que pasó, la manera en que ocurrió todo. Nosotros lo sentimos de cerca porque era un gran amigo, un hermano, una persona muy querida".

Luego lamentaron "que los semáforos aparentemente no estaban funcionando, según lo que dicen varios testigos que estuvieron antes y después en el lugar donde ocurrió. La verdad, después de desayunarnos el día martes con que las cámaras no estaban grabando esa situación, fue sumamente doloroso y una falta de respeto. Ese dispositivo está ahí con una sola función que es tomar las imágenes para que cuando ocurre algo relevante se pueda analizar".

Javier, otro de los compañeros de Seisas, agregó: "Vinimos a apoyar a la familia, entendemos que es una fatalidad, en esa esquina ocurrieron otras tragedias. Un poco lo que venimos a reclamar es que no puede ser que las cámaras no funcionen, que se haya denunciado que había un semáforo que no funcionaba desde las cuatro de la tarde de ese día y no se reparó en una esquina donde ya hubo accidentes".

Para los amigos del motociclista fallecido, "acá hay una investigación abierta, una fiscal que está investigando, tomando las medidas para esclarecer el hecho. Acá hay un responsable de que esos semáforos no estaban funcionando, van a tener que dar cuenta no con explicaciones, como que el color rojo es para detenerse y el verde para avanzar, todos conocemos las normas viales, y dar una explicación como esa es una falta de respeto, hay que explicar por qué no funcionaban los aparatos no mencionar excusas de la EPE, es el momento de que se hagan cargo".

Luego advirtieron que "en Rosario es riesgoso circular por las calles, no sólo para los motociclistas sino también para los peatones, los automovilistas, para todos, el parque automotor creció mucho y debemos tomar los recaudos necesarios".

La esquina donde falleció Seisas es la misma donde ya se produjeron dos tragedias viales que conmovieron a la ciudad. Una sucedió el 5 de junio de 2014, cuando murió atropellada la docente Miriam Delorenzi. La otra se produjo el 29 de agosto de 1999, cuando en un choque falleció la niña María Antonella Trivisonno.

Esta vez, las cámaras de videovigilancia ubicadas en la intersección de Lagos y Salta no registraron las imágenes del hecho debido a una falla en el software que provocó que salieran de servicio a las 14.53 de ese día.

Según indicaron fuentes de Fiscalía, la fiscal de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias, recibió el informe del Centro de Procesamiento de Imágenes y en el mismo se indicó que "no se cuenta con registros fílmicos al momento del hecho, por una fluctuación del suministro que alimenta el dispositivo generando una inestabilidad en el Software interrumpiéndose la filmación a las 14.53 del 13 de noviembre del 2017".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario