La ciudad

En la casa de Vanzo restaurarán obras de arte

Moderna por definición, está en Cochabamba 2010. Fue el estudio del arquitecto Ermete De Lorenzi y luego taller del pintor. La están arreglando

Domingo 11 de Marzo de 2018

Tras la muerte de su dueño, en 1984, la casa del artista plástico rosarino Julio Vanzo, ubicada en Cochabamba entre Moreno y Balcarce, sufrió los largos avatares de su legado. La colección que el inmueble atesoraba en su interior fue disputada entre dos sobrinas de Vanzo, pero finalmente buena parte de las obras y la misma propiedad pasaron a manos de la Municipalidad en 2006. Desde entonces la casa, construida originalmente por el también reconocido arquitecto Ermete De Lorenzi como su propio estudio, pasó por diversas intervenciones y sobre todo se le asignaron sucesivos usos. Todo indica que el último, por una resolución del 15 de febrero pasado, será definitivo: sede del Instituto de Investigación, Conservación y Restauración de la Municipalidad (ver aparte), que hoy funciona en el Museo Castagnino. Con todo, aún no hay plazos para el final de obra.

   Vanzo fue un referente ineludible de la escena artística rosarina del siglo XX. Entre otros datos que dan cuenta de su protagonismo en el ambiente cultural de la época, se puede mencionar que compartió el taller con Lucio Fontana, que en la década del 40 formó parte del grupo Plásticos independientes de Rosario y que fue secretario de la Comisión Municipal de Bellas Artes.

   El legado de su casa-taller a la Municipalidad, que concretó su sobrina María Antonia Manzanel, fallecida en octubre del 2006, implicaba un "cargo", es decir, obligaba al Estado local a montar en el lugar un centro cultural o una sala de exposiciones.

   Pero ocurrió que la otra heredera del artista, su también sobrina Mercedes Naidich Vanzo, al morir su prima pidió que se abriera un juicio de sucesión para determinar qué testamento debía ser considerado válido.

   Por eso, mientras la Justicia ordenaba un relevamiento patrimonial, la Municipalidad resolvió instalar una custodia para resguardar el legado de Vanzo.

   Finalmente la herencia se dividió y a la Municipalidad le correspondió quedarse con la casa y una buena cantidad de obras que, aunque no pudo precisar en detalle, ayer el director del Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino, Raúl D'Amelio, estimó en "más de doscientas, entre pinturas, un enorme número de dibujos y grabados". También se recibieron instrumentos musicales que al artista utilizaba como modelos.

Mutación

Pero, además, con el correr de los años los destinos planificados para la casa de Vanzo, previa rehabilitación, fueron mutando.

   Primero se pensó en trasladar allí la biblioteca del Castagnino (que hoy cuenta con más de 7.200 volúmenes escritos y en soportes multimediales) y luego se proyectó transformarlo en centro cultural. Más tarde, de facto, se la utilizó como depósito para albergar una parte de la colección del museo y piezas como bases y materiales expositivos.

   Pero hace dos semanas, por la resolución 5.618 de la Secretaría de Cultura y Educación, bajo cuya órbita quedó la casa, "se designó al inmueble como sede del Instituto de Investigación, Conservación y Restauración de Arte Moderno y Contemporáneo de la Municipalidad, explicaron fuentes del área que conduce Guillermo Ríos.

   Con esa función ya definida, ahora avanzarán las obras de "remodelación y puesta en valor del inmueble", en esta etapa por una inversión de un millón de pesos.

   Durante enero y febrero últimos, además, se trabajó en la impermeabilización y el arreglo de techos y desagües de la casa, mientras que Control de Vectores se ocupó de desinfectarla.

   Actualmente, entre las secretarías de Planeamiento y Cultura se está armando el pliego licitatorio para la "obra de adecuación del espacio" a su futuro uso como sede del instituto.

   La idea, adelantaron desde Cultura, es poder llamar a esa licitación a mediados de marzo.

   Las tareas deberán poner en marcha un nuevo sistema eléctrico y de cañerías; arreglar los sanitarios; restaurar todas las aberturas, muros, pisos y la fachada, e instalar el mobiliario adecuado para las tareas de restauración, así como equipamiento de climatización y seguridad.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});