La Ciudad

El plan de poda municipal alcanzará a 40 mil árboles en toda la ciudad

Cuadrillas de Parques y Paseos ya desarrollan los trabajos, que apuntan a mejorar la seguridad en los entornos y la visibilidad de señalización urbana. Javkin supervisó tareas en barrio Belgrano.

Jueves 06 de Mayo de 2021

El intendente Pablo Javkin y la subsecretaria de Ambiente, María Cantore, presentaron este jueves en barrio Belgrano el plan de poda que prevé intervenir 40 mil ejemplares en diferentes sectores de toda la ciudad.

Cabe remarcar que los trabajos comenzaron a mediados de marzo en barrio Abasto y se extenderán durante los próximos meses, conforme a la época recomendable para este tipo de intervenciones. Por su parte, tareas como el despeje de luminarias se realizarán de forma continua, como parte de los trabajos de rutina.

“En este caso estamos trabajando en una amplia zona de barrio Belgrano, con la intención de responder a un reclamo histórico que tiene que ver con el arbolado urbano. Es una de las cosas más lindas que tenemos en la ciudad, tenemos 420 mil árboles que requieren mantenimiento”, señaló el intendente.

“El año pasado, con la pandemia, estuvimos muy limitados. Ahora queremos avanzar lo máximo posible en todos los distritos, tenemos un mapa con todos los reclamos de vecinos y vecinas”, mencionó el intendente y señaló: “La idea es alcanzar a intervenir unos cuarenta mil árboles, y antes de realizar las tareas de poda y escamonda pasamos por todas las casas para avisarles que vamos a estar realizando el trabajo solicitado”, subrayó.

El plan previsto para este año se concretará por etapas y alcanzará a 40 mil ejemplares de alineación en diferentes barrios de la ciudad. A la fecha se realizaron tareas de poda y mantenimiento del arbolado en 8.000 árboles. Ya finalizaron los trabajos en el sector delimitado por Br. Seguí, Alem, Circunvalación y Br. 27 de Febrero, mientras que avanzan las tareas en los siguientes sectores: bulevar 27 de Febrero, Dorrego, Av. Pellegrini y Sarmiento; Eva Perón, Provincias Unidas, Mendoza y Circunvalación, y próximamente comenzarán los trabajos en la zona de Eva Perón, Urquiza, Wilde y Circunvalación.

Cabe remarcar que en los meses siguientes se intervendrán diferentes frentes de trabajo en los barrios Alvear, Acíndar, Santa Teresita, San Francisco Solano, España y Hospitales, Matheu, La Guardia, Remedios de Escalada, Martin, Fisherton Industrial, Belgrano, Supercemento, Azcuénaga, Azcuénaga Sur, Francetti, Triángulo y Moderno, 23 de Febrero, Toba, Industrial, La Florida, Parque Field y el sector corredor Baigorria.

Entre las tareas se destacan el despeje de luminarias, trabajos de poda y escamonda, tareas de mantenimiento de las especies arbóreas, forestación con especies nativas y bajadas de copas. Durante los operativos, equipos técnicos abordan demandas ciudadanas y reclamos y realizan campañas de divulgación para concientizar sobre la importancia de cuidar el arbolado urbano.

“Estas tareas de mantenimiento son fundamentales para preservar el buen estado de los más de 420.000 árboles que tiene Rosario, contribuyendo a generar entornos más seguros como resultado del despeje de luminarias. Además, las intervenciones reducen notablemente el riesgo de caída de ramas por tormentas y vientos fuertes, al tiempo que mejoran la visibilidad de la señalización urbana”, remarcó la subsecretaria de Ambiente, María Cantore.

“Es importante profundizar el compromiso de cada vecino con el arbolado público: fortalecer los espacios de educación ambiental y promover buenas prácticas vinculadas al conocimiento y cuidado del vasto patrimonio natural que tiene la ciudad”, subrayó la funcionaria municipal y remarcó: “Rosario tiene un Vivero de Nativas emplazado en el Bosque de los Constituyentes, donde actualmente existen miles de árboles en crecimiento con los que ya se forestan diversos espacios verdes de la ciudad. Queremos ganar escala con este tipo de proyectos e iniciativas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los y las ciudadanas y son fundamentales para mitigar los efectos del cambio climático”.

Cabe destacar que el arbolado urbano tiene múltiples beneficios ya que contribuye a mejorar la salud de las personas, reduce el estrés que genera la vida en las ciudades, aumenta la biodiversidad, cumple un importante rol en la prevención de inundaciones, funciona como un eficiente filtro de aire, regula la temperatura y absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono.

¿Cómo cuidar el arbolado urbano?

Antes de plantar en la vía pública se debe consultar cuáles son las especies adecuadas al entorno para que no destruyan las veredas en su crecimiento.

Hay que barrer y recolectar las hojas secas para que no obstruyan desagües, no se deben quemar. Además se pueden reutilizar para producir compost, un abono natural con alto contenido de nutrientes.

La técnica más adecuada para controlar el crecimiento de los árboles es la escamonda, modifica lo menos posible su forma natural y evita que se dañen. La escamonda de árboles en la vía pública la realiza el municipio, no deben hacerla los vecinos, ni tampoco podarlos.

Si el árbol necesita ser atado a un tutor, hay que procurar que le permita balancearse. Un soporte rígido no deja que los árboles se fortalezcan y se hagan resistentes a los vientos ni al peso de su follaje.

Evitar usar veneno para las hormigas, puede resultar muy dañino tanto para el árbol como para las personas. Es preferible utilizar barreras físicas como botellas de plástico cortadas.

Las enredaderas o plantas en la base del tronco compiten con el crecimiento del árbol y no permiten su óptimo desarrollo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario