pacientes

El número de pacientes internados con Covid-19 se duplicó en la provincia

El secretario de Salud de Santa Fe, Jorge Prieto, dijo que no faltan camas críticas y eso da "tranquilidad", pese a la circulación del virus.

Sábado 01 de Agosto de 2020

Con el inicio de julio, llegó también el comienzo del llamado pico de la pandemia de Covid-19: cuatro semanas donde no sólo casi se triplicaron los casos de personas infectadas en la provincia, sino donde además se duplicó la cantidad de pacientes internados en sala general. Incluso, los que requirieron asistencia en cuidados intensivos pasaron de uno a seis en las últimas horas, aunque sólo uno tiene asistencia mecánica respiratoria. Para el Ministerio de Salud provincial, los números están dentro de lo previsto y el secretario del área, Jorge Prieto, aseguró que "lo que da tranquilidad es que el número de camas críticas disponibles sigue siendo mayor al 40 por ciento a nivel provincial". Si bien ese número en Rosario cae al 28 por ciento, puntualizó que no sólo es por el mayor número de casos en la ciudad, sino debido a la atención de otras patologías por fuera de la pandemia.

"Claramente desde el inicio de julio se incrementó el número de pacientes internados y eso responde al aumento del número de casos", señaló el secretario de Salud provincial en las últimas horas al rermarcar que justamente en el transcurso de estas semanas se produjo el mayor incremento de pacientes contagiados de Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

De hecho, los datos oficiales del Ministerio de Salud del 29 de junio pasado registraban en todo el territorio 419 casos positivos, un número que se duplicó para el 22 de julio, y que para el cierre del mes creció un 175 por ciento, trepando arriba de los 1.150 pacientes.

El funcionario señaló que ese crecimiento es el que explica al mismo tiempo el aumento de la ocupación de camas que casi llegó a duplicarse en ese mismo período. Sin embargo, afirmó sin dudar que "hay tranquilidad" con los porcentajes de plazas disponibles tanto en salas generales como, y fundamentalmente, en los servicios de terapia intensiva.

Un número bajo

Uno de los aspectos que remarcó Prieto fue justamente la expansión del sistema sanitario que permitió la primera fase del aislamiento social preventivo y obligatorio durante el que el número de camas de cuidados intensivos en la provincia creció un ciento por ciento. "Eso permite que hoy el porcentaje de ocupación sea bajo", señaló.

"A eso se suman las camas generales y todos los centros alternativos de internación, como los centros de aislamiento que tienen más de 8.200 plazas en la provincia para casos sospechosos que no tienen condiciones de habitabilidad", indicó en referencia a los espacios como el que funciona en el ex predio de la Rural, donde ya no quedan personas aisladas porque fueron dadas de alta (ver aparte).

Lo cierto es que para Prieto la duplicación de las internaciones en sala general de 419, a fines de junio, a poco más de 1.150 sobre el filo de agosto "es un número bajo", lo mismo que los pacientes en cuidados intensivos que pasaron de uno a seis, aunque al día de hoy apenas uno requiere asistencia mecánica respiratoria.

"Tenemos un 46 por ciento de disponibilidad de camas críticas, eso da tranquilidad", afirmó y, si bien explicó que en Rosario ese número cae al 28 por ciento, no sólo lo adjudicó a una mayor cantidad de casos de Covid-19 en la ciudad, sino además a la atención que se está llevando adelante de otras patologías, y cirugías que requieren de cuidados intensivos en el posoperatorio.

Además, detalló que en sala general "la disponibilidad es mayor y está por encima del 50 por ciento".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario