La Ciudad

El líder de Médicos por la Verdad fue imputado de incitar a cometer delitos, pero quedó libre

"Si no las cumple va a quedar detenido y la cosa va a ser diferente", le advirtió la jueza sobre las medidas que debe cumplir Mariano Arriaga. Pagó una fianza de 200 mil pesos

Jueves 27 de Mayo de 2021

El líder del movimiento Médicos por la Verdad, el oftalmólogo Mariano Emilio Arriaga Ferré, de 57 años, quedó imputado junto a otro médico mendocino y un concejal de la provincia de Chaco por motorizar al menos tres encuentros anticuarentena que violaron la normativa vigente dispuesta por el gobierno nacional para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19, el más visible en el Monumento a la Bandera a la Bandera el martes 25 de Mayo. Aunque siguen ligados al proceso, se ordenó la libertad de los tres previo depósito de cauciones que van de 100 a 200 mil pesos. Arriaga, que fijó domicilio en Rosario, no podría salir del país y tiene prohibido convocar por cualquier medio a reuniones, marchas o concentraciones mientras se mantengan las normas sanitarias en la lucha contra el Coronavirus.

En una audiencia extensa que se realizó por el sistema de videoconferencia, los tres hombres detenidos el martes en el Monumento en medio de una convocatoria anticuarentena fueron imputados hoy por el fiscal Marcelo Vienna de varios delitos relacionados el incumplimiento de la normativa vigente, tanto nacional como provincial, relacionadas a las restricciones al a circulación para evitar la circulación del Covid-19 en el marco de la gravísima situación sanitaria que atraviesa el país.

Se trata de Mariano Arriaga, Juan Domingo Schahovskoy, de 57 años, ingeniero y concejal de la localidad de Las Breñas, provincia de Chaco, y el médico emergentólogo con residencia en San Rafael (Mendoza), José Luis Gettor, de 64 años. A los tres el fiscal les achacó “incitar e inducir públicamente mediante la difusión por redes sociales a convocatorias masivas de personas indeterminadas con el objeto de incumplir las normativas vigentes relacionadas a evitar la propagación de la pandemia.

Esas conductas las encuadró en los delitos previstos en los artículos 205 y 209 del Código Penal, instigación a cometer delitos, violaciones de las medidas adoptadas por la autoridad para impedir la propagación del virus, y desobediencia a funcionario públicos . Y tres hechos en concurso real. A Ferré además le endilgaron el daño calificado de una motocicleta de la policía al momento de quedar detenido en el Monumento el martes 25 de Mayo.

Para sostener la acusación, el fiscal exhibió videos particulares, de redes sociales y de coberturas periodísticas. En uno se observa a Farré junto a Schahovskoy con al menos 10 personas el 24 de mayo a la noche en un domicilio particular de calle Ayacucho al 2300 donde viralizan la convocatorio para el día siguiente en el Monumento. Y otro registro de la convocatoria el Campo de la Gloria el mismo día a la tarde, y la concentración del día anterior en Moreno y el río.

arriaga1

Luego de algunos intercambios con los abogados defensores, que no cuestionaron en líneas generales los encuadres legales salvo la atribución a Farré por los daños al móvil policial, la jueza Trinidad Chiabrera acepto la imputación tal cual la presento el fiscal, y resolvió la situación procesal de los tres hombres identificados con el polémico grupo autodenominado Médicos por la Verdad, desde donde se sostiene que la pandemia es un invento, cuestionan la vacunación y piden autopsia para las víctimas fallecidas por Covid-19, entre otros posturas

En virtud de un acuerdo previo entre Fiscalía y las defensas de Schahovskoy y Guettor, la jueza resolvió que ambos queden en libertad previo pago de una fianza de 100 mil pesos, con una serie de reglas de conducta, como fijar domicilio legal en Rosario para recibir notificaciones del proceso penal. Si bien para los tres la jueza identificó la apariencia de responsabilidad de los hechos por la evidencia expuesta por el fiscal bajo las figura de instigación a cometer delitos y violar las restricciones a la circulación y encuentros sociales tanto en espacios públicos como privados, al oftalmólogo Arriaga le sumó la desobediencia a un funcionario público y el daño a un bien del estado.

En el caso del líder de Médicos por la Verdad, y a pesar de que el fiscal solicitó la prisión preventiva por el plazo de ley (dos años), Chiabrera lo dejó en libertad bajo una caución de 200 mil pesos y estrictas restricciones. “Su situación es diferente”, le aclaró la jueza al médico. “Esta acreditada la probable participación de los delitos por los cuales fue imputado, pero voy a ordenar una medida alternativa a la prisión preventiva efectiva”.

“Las obligaciones son de ineludible cumplimiento, si o sí. Si no las cumple va a quedar detenido y la cosa va a ser diferente”, le advirtió coloquialmente. Y dispuso además de la caución monetaria, la constitución de domicilio en Rosario; prohibición de salir país; prohibición total y absoluta de participar y/o convocar por cualquier medio a reuniones, marchas, concentraciones mientras se mantengan las normas sanitarias en la lucha contra el Covid-19”.

Además, le impuso la “prohibición absoluta de mantener contacto por cualquier medio, personal virtual o por interpósitas personas, con quienes lo denunciaron por su actividad en la ciudad, o con testigos de la investigación. Al menos por ahora, esas obligaciones Arriaga Farré las deberá cumplir por el plazo de dos años, según indicó la jueza. No obstante, aclaró que los términos de la resolución podrán ser revisados a petición de la Fiscalía o la defensa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario