La ciudad

Cuatro imputados por las picadas en Oroño y Lamadrid

El punto de partida fue el video de una picada ilegal que se viralizó por las redes sociales.

Sábado 13 de Octubre de 2018

El video de una picada ilegal que circuló por las redes sociales fue el punto de partida de una investigación con cuatro detenidos que fueron imputados ayer por participar en una corrida clandestina en Oroño y Lamadrid. Dos fueron acusados como conductores de dos autos, otro es un youtuber que promocionó el evento y el cuarto es un mecánico a quien le endilgan haber reparado vehículos en la competición. Todos recuperaron la libertad tras el pago de una caución de 20 mil pesos.

   Ese fue el resultado de una audiencia que se realizó ayer ante el juez Román Lanzón, quien avaló las imputaciones solicitadas por el fiscal Gustavo Ponce Asahad aunque ordenó la libertad de los acusados. Consideró que no tienen antecedentes penales, les imputan delitos que prevén una condena condicional y no se ha acreditado riesgo de fuga. Deberán presentarse una vez por semana en el Centro de Justicia Penal y no podrán salir de la provincia mientras dure la investigación.

   Las investigaciones por picadas ilegales acumulan más de treinta demorados en operativos cerrojo de la Dirección de Tránsito. El hecho que les imputaron a los últimos cuatro fue una picada que se realizó en Oroño y Lamadrid desde anochecer del 6 de septiembre de pasado hasta las 2 de la madrugada siguiente. Un video que circuló por internet derivó en una serie de allanamientos realizados esta semana.

   En ese operativo fueron detenidos los cuatro hombres que ayer fueron sometidos a audiencia. Alexis Leandro P., de 33 años, fue acusado de haber corrido a bordo de un Volkswagen Gol y Damián Alberto G. (30), de haber competido al mando de su Volkswagen Polo Classic. Quedaron imputados por participar en una "prueba ilegal de velocidad sin autorización de una autoridad competente, creando para sí y para terceros una situación de peligro".

   Joel Z., de 26 años, fue acusado de ese mismo delito y por haber anunciado la tarde del 6 de septiembre desde su cuenta de YouTube la picada organizada para esa noche. "Estuve viendo que hay una gran convocatoria en las redes sociales para unas picadas callejeras", anunció en ese video con mas de 85 mil visualizaciones que contiene imágenes editadas de la competición. Por esto también fue acusado de "instigar a cometer delitos públicos".

   Por último Leandro C., de 34 años y detenido el jueves en una casa de Alvear con un taller mecánico no habilitado, fue acusado de participar en la carrera de esa noche mediante la reparación de un Renault Clio verde en la estación de servicio de Ovidio Lagos y Lamadrid, además de haber acondicionado un Volkswagen Gol del youtuber el 30 de septiembre. También le reprocharon la tenencia de una carabina calibre 22 que según su defensa pertenecía a su abuelo. Otra imputación por la portación de una pistola Bersa calibre 3.80 no prosperó.

   El fiscal pidió la prisión preventiva de todos ellos por plazos de 40 a 90 días teniendo en cuenta que "esta es una investigación que recién comienza", "falta identificar a cuarenta personas" y la práctica de las picadas supone "un total desprecio por la vida". Cuatro defensores particulares y uno público cuestionaron que se pida una medida de encierro preventivo ante delitos que se penan con 6 meses a 3 años de prisión. "Nadie va a dudar de la gravedad de las conductas pero estamos en un umbral mínimo en la colecta de la evidencia", definió el juez al otorgar la libertad de los acusados bajo ciertas reglas de conducta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario