La Ciudad

Cuál es la estrategia de la defensa de uno de los jóvenes que corrió la picada fatal

El objetivo es despegarlo del otro protagonista de la carrera ilegal. Ayer le dieron prisión preventiva

Miércoles 24 de Marzo de 2021

La estrategia de la defensa de Pablo M., el joven que conducía un Citroen C4 blanco y corría una picada el sábado a la noche que destrozó una familia en la zona sur, es despegarlo del otro acusado, Germán S., el conductor del Renault Sandero que colisionó de frente a las víctimas. Este joven se recupera de las lesiones y aún no fue imputado. La estrategia de la defensa de Pablo M., encabezada por Ignacio Carbone, fue despegarlo de la responsabilidad del siniestro y endosar toda la responsabilidad a su amigo.

Carbone dijo que la Fiscalía hizo una audiencia para el otro imputado y negó que el Citroën C4 haya tenido contacto con el auto de las víctimas. Dijo que la secuencia muestra que no hay roce del coche ni tampoco se produjo un giro del C3, y adujo que los daños en el coche fueron causados por un accidente anterior ocurrido en diciembre, sobre el que hay una denuncia en un centro territorial y ante la compañía de seguro para probarlo.

Además, hizo observaciones a la calificación de la imputación, discutió la figura de dolo eventual, y aseguró que la conducta de su defendido no tuvo que ver con el hecho ni la muerte de las dos víctimas. En ese sentido discutió la prisión preventiva, pidió una medida cautelar no privativa de la libertad y ofreció como garantía el mismo coche que participó en el incidente y permanece secuestrado para ser periciado. Ninguno de sus planteos fue atendido por el juez.

Carbone es el mismo abogado que defendió a Juan Carlos Schmitt y Gastón Dlugovitzky, condenados por matar al volante manejando a gran velocidad. En ambos casos se aplicó la figura de homicidio simple con dolo eventual. La fiscal Piazza Iglesias también actuó en esos casos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario