La ciudad

Cocinaron más de mil empanadas para repartir a instituciones

Unos 50 voluntarios de la ONG Fonbec se reunieron para elaborarlas. Las distribuyeron en el refugio Sol de Noche y en el taller Vía Libre de Ludueña.

Domingo 26 de Mayo de 2019

La Empanada Solidaria es una iniciativa que nació hace nueve años y cada vez crece más. Ayer los voluntarios cocinaron 104 docenas, es decir 1.248 unidades y 400 pastelitos. Los repartieron en el refugio Sol de Noche y en el taller Vía Libre de Ludueña al que asisten más de 100 chicos, en el marco del 25 de mayo.

Desafiando el frío de las primeras horas de la mañana de un feriado, unos 50 voluntarios se reunieron en el polideportivo Garzón, de Garzón 351 (Eva Perón 6100), para armar las empanadas.

El día anterior habían comenzado a cocinar los 25 kilos de carne de relleno. Además, esta vez sumaron la elaboración de pastelitos.

Todo comenzó hace 9 años cuando Inés Risso, responsable de Fonbec Rosario (Fondo de Becas Solidarias), armó una actividad para ayudar al refugio Sol de Noche.

"En Fonbec buscamos padrinos que ayuden a que chicos de primaria y secundaria puedan terminar los estudios, pero los becarios saben que también deben comprometerse en alguna tarea solidaria, por eso con un grupo de adolescentes empezamos con la idea de ayudar a alguna institución", explicó Inés ayer mientras terminaban de limpiar la cocina donde habían trabajado toda la mañana.

"Es importante aclarar que todo lo que cocinamos se logró con donaciones que recibimos. Aquí nadie paga nada", destacó.

Cada año, un mes y medio antes del 25 de mayo, Fonbec lanza el pedido de donaciones de carne, tapas de empanadas, aceite, huevo y aceitunas. También en alguna oportunidad pidieron ollas y recipientes para distribuir lo que cocinaran. Así fueron armando el equipo y hoy cuentan con los elementos necesarios para la elaboración.

Cada año, más

"El número de empanadas que cocinamos depende de las donaciones que recibimos. Este año nos sorprendió la cantidad de gente que se acercó a traernos donativos", comentó Inés entusiasmada. Y por eso, pudieron elaborar una cantidad record de empanadas.

"Hay gente que nos acerca carne, aceitunas o aceite, pero hay otros que esperan a último momento, nos llaman y se ofrecen a comprar lo que nos falte, y eso nos ayuda mucho", comentó.

Junto con el pedido de donativos, también solicitan la ayuda de voluntarios. "Empezamos por convocar a los becarios de Fonbec y a sus familias, pero también invitamos a todos los que quieran colaborar en esta iniciativa", explicó la organizadora.

Y con todas las donaciones y los voluntarios reunidos, el viernes pasado elaboraron el relleno de las empanadas en el polideportivo de Ludueña. Allí ayer terminaron de armarlas repulgue tras repulgue.

Empezaron a las 9 de la mañana y terminaron a las 13. Con las manos doloridas, pero felices compartieron un almuerzo con los más de 100 chicos que participan del taller Vía Libre, que funciona en ese mismo lugar.

Ayer, además, uno de los chicos llevó a su grupo de folclore y mientras los voluntarios hacían repulgues, pudieron disfrutar de un espectáculo musical.

Al terminar llegaron los chicos del taller y compartieron con sus familias las empanadas recién hechas, ideales para celebrar un día patrio.

En el refugio

La actividad no terminó al mediodía, sino que a las 19 los voluntarios se dirigieron al refugio Sol de Noche. Pero no llevaron sólo las empanadas, sino que también elaboraron escarapelas, guirnaldas,inflaron globos y con todos esos elementos decoraron el comedor del refugio.

"Nuestra idea es aliviar un poco a los voluntarios y que esa noche no tengan que pensar en cocinar, sino que simplemente puedan sentarse a comer con quienes duermen allí", explicó Inés.

Agregó: "Pensamos en cocinarles algo rico, relativo a la fecha patria para que ellos también la puedan celebrar".

Los voluntarios de Fonbec comparten la cena con quienes se alojan en el refugio. "Lo hacemos todos los años, nos divertimos mucho y pasamos un rato muy agradable con todos ellos", comentó la organizadora.

Ayer llevaron 40 docenas de empanadas, guirnaldas, globos y hasta un cabildo gigante para celebrar en el refugio.

Qué es Fonbec

La ONG Fonbec)nació en Córdoba en 1999, y se extendió por todo el país. Su misión es buscar padrinos que puedan ayudar a chicos con graves problemas económicos a terminar la escolaridad.

Hoy cubre las necesidades de más de 1.550 estudiantes en 15 ciudades de Argentina y también Bolivia.

En Rosario, la institución beca a 120 chicos de nivel primario, y secundario de distintas escuelas de la ciudad. También consigue padrinos que quieran apoyar la educación terciaria y universitaria de quienes quieran realizar un estudio superior. Esto lo hace gracias al programa Escalar, que apoya a alumnos en la educación superior.

Programa de becas

El programa de becas para estudiantes es el eje de la ONG Fonbec, y consiste en asignar a cada alumno un padrino que aporte el monto de una ayuda mensual. Junto con esto, incentivan la comunicación entre padrino y ahijado, porque creen en la fuerza del vínculo entre unos y otros. Desde la ONG contaron que se sienten orgullosos porque este año la coordinadora general de la actividad Empanada Solidaria es una becaria. Se trata de Daniela Mayobre, una joven estudiante que está cursando el quinto año de abogacía y, gracias al programa Escalar, consiguió un trabajo en el área legales en la Bolsa de Comercio de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario