La ciudad

Avanza en el Concejo la iniciativa de permitir balcones más amplios

La secretaria de Planeamiento explicó ayer el proyecto ante los ediles. La acción busca también promover plantas bajas más generosas.

Martes 11 de Agosto de 2020

La iniciativa del Ejecutivo de modificar la normativa para lograr balcones más amplios y plantas bajas más altas en los edificios rosarinos avanza con firmeza dentro del Concejo Municipal. En el mediodía de ayer, la secretaria de Planeamiento, Agustina González Cid, se presentó ante la comisión de Planeamiento y explicó la relevancia de estos dos proyectos de ordenanza que buscan generar nuevas condiciones reglamentarias para promover proyectos arquitectónicos que garanticen espacios más generosos, amigables y disfrutables, y relaciones más adecuadas a los usos actuales.

   “Nos fuimos muy conformes de la reunión. Creemos que los concejales recibieron bien esta iniciativa, que es muy importante para mejorar la ciudad, desde una escala más cercana y peatonal. La idea es continuar con este tipo de encuentros cada vez que se envíen proyectos desde Planeamiento”, destacó González Cid.

   Esta acción legislativa local cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos de Rosario (CAD2), la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), la sede Rosario de la Cámara Argentina de la Construcción y de los principales referentes del rubro, y contempla planteos recibidos en los distintos niveles del escenario local de la construcción.

   Además, este impulso invita a repensar estos espacios e interacciones que alcanzaron nuevos significados urbanos en esta etapa de cuidados sanitarios por la pandemia del coronavirus. En ese marco de reformulaciones, el municipio busca jerarquizar las condiciones de balcones y plantas bajas.

   “Pretendemos una ciudad más peatonal, con mayor diversidad de usos, que permita una mejor accesibilidad para todos. Por eso es necesario replantear estos espacios”, remarcó la funcionaria municipal.

   Primero se expuso el proyecto para las plantas bajas. “La intención es levantar la altura mínima a 3 metros para facilitar más usos y mejorar la espacialidad”, puntualizó González Cid.

   Después, la secretaria presentó el proyecto para los balcones. “Ahí buscamos ampliar la profundidad, y que puedan volar 1,50 metro sobre la línea municipal”, comentó.

   “La idea es revisar la normativa vigente con necesidades concretas, siempre teniendo en cuenta para dónde van las ciudades en el mundo. Y lo que se busca ahora es que la gente realice todas sus actividades mucho más cerca de donde vive”, subrayó la arquitecta (ver aparte).

   En ese sentido, confió que “hicimos mucho hincapié en el rol de la vereda, que es el espacio público por excelencia. Si uno se pone a pensar en qué espacio público pasa más tiempo, no es en un parque, es en la vereda. Allí se produce la interacción entre el público y el privado. Y con plantas bajas de mayor altura, se va a beneficiar este tipo de vida”.

Por dentro

Vale precisar que el proyecto municipal propone permitir la realización de balcones más amplios, sin limitar la profundidad (hacia adentro) de los mismos. El reglamento actual sólo permite hacer balcones de 4/5 de la altura. Ahora, con la modificación propuesta, se calculará la profundidad en conjunto con los locales, permitiendo así mayor flexibilidad al proyectista, y espacios más amplios para el usuario.

   Para los que proyecten espacios semicubiertos, podrán realizar tres veces el ancho y además se permitirá que la abertura se encuentre en cualquier punto de ese balcón. También incluirá la utilización de parasoles sobre el filo exterior, y aceptará la colocación de parrilleros, desde la línea municipal hacia adentro.

   Además, este impulso plantea la posibilidad de que el balcón sobresalga 1,50 metro por fuera de la línea municipal, ampliando el 1,20 metro actual.

   En tanto, el proyecto de plantas bajas propone elevar la altura mínima de las plantas bajas a 3 metros, sin que esto implique realizar menos niveles que los que se hacen en la actualidad ni afectar la capacidad constructiva de cada lote. Además, plantea permitir 4 metros de altura para alinear con la permitida para los balcones, y así poder tener balcones en los primeros pisos.

   Vale recordar que con los límites anteriores, se desembocaba en plantas bajas de 2,20 o 2,30 metros de altura, que ni siquiera alcanzaban para colocar locales comerciales.

Objetivos, referencias y “la ciudad de los 15 minutos”

La exposición de la secretaria de Planeamiento ante los concejales comenzó a las 13.30 de ayer y durante más de una hora explicó los proyectos de cambios normativos. Pero antes de precisar detalles de esa iniciativa, Agustina González Cid realizó una exposición general de la ciudad que pretende esta gestión municipal. Y en ese umbral de referencia citó, entre otros, a “la ciudad de los 15 minutos” que promueve el urbanista colombiano francés, Carlos Moreno, para París, y que representa uno de los grandes debates mundiales, en estos tiempos de pandemia.

   Ese modelo plantea una ciudad totalmente descentralizada como respuesta al problema del cambio climático, y plantea una disminución de los desplazamientos forzados que se producen en las ciudades actuales hacia los lugares frecuentes. Jerarquiza la corta distancia, al peatón y la bicicleta.

   Según la visión de este especialista, la mayoría de las ciudades actuales están muy segmentadas. Para él, la ciudad debe tener múltiples centros para poder satisfacer de manera cercana, y en menos de 15 minutos, las funciones básicas: habitar, trabajar, hacer las compras, cuidarse física y mentalmente, educarse y disfrutar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario