La ciudad

Asoma el consenso entre oficialismo y oposición por la ley de necesidad pública

El gobernador Perotti se reunió con diputados y senadores. Todo indica que hoy habrá sesión en Diputados y aprobarán las leyes de emergencia.

Miércoles 25 de Marzo de 2020

"Seguimos conversando, estamos cerca de lograr un consenso y esperamos darle un corte mañana (por hoy) en las dos Cámaras legislativas". El que habla con moderado pero a la vez marcado optimismo es el ministro de Economía de la provincia Walter Agosto y se refiere al proyecto de ley de necesidad pública que cuenta con media sanción del Senado y hoy será tratado en la sesión especial convocada por Miguel Lifschitz en la Cámara baja santafesina.

Mientras el titular de Hacienda se sinceraba ante LaCapital, adentro del Salón Blanco de la Casa de Gobierno en Santa Fe, ya entrada la noche y al cierre de esta edición, la reunión presidida por el gobernador Omar Perotti con los titulares del Senado, Alejandra Rodenas, de Diputados el propio Lifschitz y los jefes de bloque ya llevaba consumidas casi tres horas.

"El gobernador hizo un crudo diagnóstico del estado de situación de la provincia derivada de la emergencia sanitaria, hubo intercambios de opiniones, consultas, todo en un marco muy riguroso pero distendido", deslizó por Watsapp uno de los participantes del cónclave que se inició minutos después de las 18 bajo estrictas medidas profilácticas que incluyeron hasta la toma del estado febril de los conspicuos participantes.

Desde el mandatario provincial para abajo todos debieron atravesar un celoso cedazo sanitario que incluyó hasta la desinfección de zapatos e indumentaria con un rociador de alcohol líquido.

"Me la tengo que tomar de nuevo", interrogó en tono jocoso el gobernador cuando una de las asistentes ataviada con mamelucos blancos y barbijos le acercó a Perotti el termómetro digital a la frente, dando a entender el propio mandatario que se controla la temperatura varias veces al día durante sus intensas rutinas en la Casa Gris y recorridas para supervisar personalmente el desarrollo de la cuarentena en la bota.

Adentro ya lo aguardaban a Perotti, que ingresó acompañado por Rodenas y el ministro de Salud Carlos Parola senadores y diputados de todo el abanico legislativo. Al primero que saludó, con el característico roce de codos que instauró la pandemia, fue a su antecesor Miguel Lifschitz.

Se trató de un postergado reencuentro de las dos máximas figuras políticas santafesinas luego de un semestre de tensas pulseadas políticas, sólo mitigadas por intercambios de mensajes y llamadas telefónicas en los últimos días, cuando el Coronavirus mutó la realidad política impensadamente y sin dar aviso.

En el oficialismo confían que el cónclave desarrollado anoche sea el preludio de una jornada legislativa en la cual hoy pueda darse ese "corte definitivo" al que se refirió el ministro de Hacienda respecto a una eventual sanción definitiva de la ley de necesidad pública que, antes bajo el formato de las nonatas leyes de emergencia, la Casa Gris viene demandando antes de la irrupción del Coronavirus para manejar las finanzas provinciales.

"Creemos que podemos acercar posiciones entre el proyecto que aprobó el Senado y el dictamen de minoría que suscribieron los legisladores del Frente, y de esa manera pueda ser votada mañana (por hoy) en ambas Cámaras", repetían esperanzados como una letanía los habitantes de la Casa Gris. Afuera se consumía la noche en una capital santafesina que ofrecía un panorama desolador en las calles adyacentes a la Plaza de Mayo que sólo reflejaban las luces encendidas del Salón Blanco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario