La ciudad

Anoche partió el primer viaje de egresados en avión a Bariloche

La delegación de 175 jóvenes está integrada por estudiantes del Latinoamericano, Sagrado Corazón, Los Angeles, y Colegio del Sol

Jueves 04 de Marzo de 2021

Poco antes de las 20 partió ayer la primera delegación de estudiantes rosarinos que se trasladó en avión a Bariloche. Este comienzo de viaje de egresados era un anhelo contenido que tuvo que aguardar las condiciones sanitarias necesarias para poder realizarse. En un marco de cuidados y restricciones, un grupo de 175 jóvenes de los colegios Latinoamericano, Sagrado Corazón, Los Angeles, y Colegio del Sol fue el gran protagonista de este vuelo privado, en etapa de pandemia, que cumple sueños largamente esperados por estos alumnos que terminaron la secundaria el año anterior.

Cumpliendo estrictos protocolos sanitarios, los chicos se trasladaron en un vuelo directo a Bariloche, en un avión charter, un Airbus A320 de Jetsmart, que tiene una capacidad de 186 asientos, y exhibe uno de los mayores niveles de seguridad. “Contratamos un avión privado, con aprobaciones internacionales, especial para poder brindarle un mejor servicio a este contingente. Es una operación que una empresa de turismo no realizaba hace 4 o 5 años. Es un gran esfuerzo de los chicos, los padres, las autoridades del aeropuerto y nuestra empresa. Todos colaboraron para que se pueda llevar a cabo este viaje”, destacó anoche Darío Testero, titular de Auckland Turismo.

“Este tipo de viajes otorga una gran seguridad, para los chicos y los padres”, se encargó de resaltar Testero, y recordó que el viaje debe respetar los protocolo de las dos provincias (Santa Fe y Río Negro) y de los dos aeropuertos, lo que implica una gran exigencia. Pero los chicos mostraron en la salida de anoche una gran predisposición para cumplir todos los requerimientos sanitarios.

Nosotros armamos todo el viaje como para reducir al máximo los riesgos sanitarios. Está todo pensado en ese sentido. Incluso, el contrato abarca un aislamiento preventivo de los chicos, de una semana, luego del regreso. Eso lo firmaron los padres en declaraciones juradas”, contó Testero.

Ante esta partida de estudiantes en avión, confió que “estamos muy orgullosos de poder organizar este tipo de viajes, que representa tanto para los chicos. Estamos preparados para cualquier tipo de exigencia en los protocolos. Este tipo de cuidados es nuestra gran satisfacción, y nos diferencia de otras propuestas para los jóvenes”.

Sobre la elección del viaje, precisó: “Como estamos en pandemia, les propusimos a la gente que elija entre tres opciones: pedir el dinero y se devolvió, otra era viajar, y la última postergarlo. Los que viajaron ahora tenían muchas ganas de hacer este viaje de egresados y armamos todo para que puedan cumplir ese deseo”.

Y en relación a las excursiones, apuntó que “allá hacen todo, solo cambiaron excursiones de nieve por lacustres, de similares características y valores. En cada excursión se cumplen los protocolos, y los grupos no se cruzan con otras delegaciones. Y se mantiene el mismo grupo durante toda la estadía en Bariloche”.

La alegría de los chicos

El hall de acceso del aeropuerto rosarino exhibió ayer muchos gestos de plena alegría. “Nosotros sentimos que para estos chicos somos el cierre de una etapa que no se pudo desarrollar en condiciones habituales. En ese marco, vemos que valoran el triple cada una de las etapas del viaje, y vuelven más unidos que nunca. Vuelven fascinados por haber cumplido el objetivo de viajar. Evidentemente, la pandemia potencia este tipo de sensaciones”, remarcó Testero.

Los padres cumplieron también su parte, dejaron a los chicos en la estación aérea local y se retiraron para cumplir los requisitos sanitarios. Desde ese momento, todo fue de los chicos.

Esta delegación regresará el 11 de este mes, y este mismo avión trasladará otro grupo similar de estudiantes rosarinos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS