La ciudad

Alocada carrera de ocho jóvenes alcoholizados por el centro rosarino

Son oriundos de Zavalla y se desplazaban en un pequeño vehículo utilitario. La GuM los detectó en Corrientes y Rioja, pero recién fueron alcanzados a once cuadras de allí. En todo ese trayecto cruzaron todas las esquinas con semáforos en rojo.

Viernes 04 de Mayo de 2012

"Esto pudo haber generado una catástrofe". Esa fue la conclusión a la que arribó Gustavo Franco, titular de la Guardia Urbana Municipal (GUM), al comentar esta mañana el peligroso desplazamiento de ocho muchachos alcoholizados abordo de una camioneta por calles del microcentro de la ciudad. Los jóvenes son oriundos de la localidad de Zavalla y hoy, alrededor de las 6.30, protagonizaron una carrera a toda velocidad huyendo de los móviles de la GUM para evitar un examen de alcoholemia, periplo que los llevó a cruzar varias esquinas con semáforos en rojo.

Franco describió el episodio en contacto con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho. "Un móvil de la GUM patrullaba el microcentro esta madrugada cuando en la esquina de Corrientes y Rioja los empleados observaron una camioneta Fiat Strada que circulaba por Rioja hacia el oeste a toda velocidad con varias personas ubicadas en el pequeño habitáculo. En ese lugar pasaron el primer semáforo en rojo, por lo que se emprendió el seguimiento del vehículo".

Franco sostuvo que el conductor de la Fiat Strada al verse perseguido por el móvil de la GUM imprimió mayor velocidad a la camioneta. "Se convocó a otros móviles de GUM y recién se pudo interceptar a la camioneta en Rioja y Pueyrredón, es decir muchas cuadras más adelante. Durante todo ese trayecto pasaron todos los semáforos en rojo", agregó.

De acuerdo al funcionario, una vez que se logró la detención del vehículo se comprobó que en el pequeño habitáculo de carga de la Fiat había seis muchachos, además del conductor y su acompañante, todos con signos de haber ingerido bebidas alcohólicas.

"Se convocó a personal médico con alcoholímetros y se determinó que el dosaje de alcohol en sangre era tres veces superior al permitido. A todo esto hay que agregar la hora en que se produjo este, la falta de sueño, la fatiga que se arrastra, lo que agravan toda la situación", agregó Franco.

Todo terminó con la derivación del vehículo al corralón municipal y con los muchachos regresando a Zavalla en micro. El propietario de la camioneta ahora deberá responder frente al Tribunal Municipal de Faltas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS