La ciudad

Acusan a un profesor de educación física de haber agredido a una alumna

Alumnos de cuarto año del secundario del Colegio Rosario, ubicado en Ocampo 15 bis, denunciaron que un profesor de Educación Física de la institución "agredió verbal y físicamente" a una alumna de ese nivel.

Jueves 22 de Marzo de 2018

Alumnos de cuarto año del secundario del Colegio Rosario, ubicado en Ocampo 15 bis, denunciaron que un profesor de Educación Física de la institución "agredió verbal y físicamente" a una alumna de ese nivel.

Según relataron los jóvenes, el incidente se produjo el martes pasado por la tarde, durante la hora de Gimnasia. En medida de protesta, todos los cursos de cuarto año decidieron sacar ayer sus bancos al patio, durante toda la jornada escolar. Además, durante esa manifestación que alteró la fisonomía habitual del colegio, decidieron que no se van a presentar a las clases de Educación Física si sigue al frente este profesor.

La delicada situación ya fue tenida en cuenta por las autoridades de la escuela y del Ministerio de Educación de la provincia. Incluso, la supervisora de la zona, Cecilia Ratti, estuvo ayer en el lugar para realizar averiguaciones de manera formal. Como el profesor rechazó las acusaciones, las investigaciones determinarán las responsabilidades del caso y las sanciones que le puedan caber.

De acuerdo a lo contado por los estudiantes, este profesor "hace varios años que sólo trabajaba con los varones, porque las chicas de otros años habían hablado con la directora, ya que no les gustaba la manera en que las trataba". Y comentaron que "este año las clases volvieron a ser mixtas, y ahora sucedió este altercado".

Los chicos afirmaron que durante las clases eran frecuentes los "comentarios homofóbicos y machistas", por ejemplo, "cuando dos compañeros trabajaban juntos les decía que se separen porque parecían homosexuales, o decía que hablar a la espalda de alguien era cosas de mujeres".

Por su parte, el profesor negó las denuncias en su contra y sostuvo que se acercó a un grupo de chicas para que "no se siguieran insultando entre ellas y den el presente en la clase" (ver aparte). Y también destacó que "no tomé a nadie del cuello", y que "sólo me apoyé en el hombro de una de las estudiantes que se dirigía de mala manera".

En este marco, intervino el Ministerio de Educación de la provincia. "Nosotros tomamos conocimiento hoy (por ayer) al mediodía, la dirección de la escuela nos informó del caso, y los alumnos nos refieren insultos y una sujeción del cuello a una alumna durante la clase de Educación Física", señaló Fernando Acosta, jefe de supervisores de Educación Privada.

Ante este complejo escenario, ayer se presentó la supervisora de circuito en la escuela y comenzó el proceso de investigación. "Todo esto debe ser cuidadoso, porque el profesor da otra versión de los hechos", advirtió el funcionario.

"Hablaremos más con los alumnos, que tuvieron una actitud muy valiente al denunciar rápido el hecho y hacer una sentada simbólica en la escuela. También le daremos tiempo para el descargo del profesor. Mientras, por sugerencia de la supervisora, se decidió que no siga dando clases de gimnasia a este curso", explicó Acosta.

"La escuela actuó de inmediato y ya habló con la familia de la chica. Y si se comprueba que las acusaciones son ciertas, al profesor le puede caber un desplazamiento total del cargo, una suspensión, o un apercibimiento, de acuerdo a lo recolectado en el proceso de investigación", apuntó el jefe de supervisores.

Y finalizó: "Hay que escuchar el reclamo de los chicos, más cuando es un planteo masivo. Pero esta investigación necesita un tiempo lógico".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario