Información Gral

La plaga de los abusos clericales se extiende a todos los continentes

La sociedad irlandesa ha cambiado. Aprobó en referendo el aborto y el matrimonio igualitario. Su premier es gay

Domingo 26 de Agosto de 2018

Las recientes revelaciones de abusos sexuales y encubrimiento por la Iglesia católica en Estados Unidos han profundizado el proceso de erosión de la credibilidad del clero, tanto en Estados Unidos como en muchos otros países.

   Estados Unidos: tras estallar el escándalo de abusos en Boston en 2002, los obispos estadounidenses adoptaron normas antiabusos más severas. Esta política expulsa del ministerio a cualquier sacerdote que cometa un acto de abuso, admitido o probado. Las normas requieren que las diócesis reporten las acusaciones a la policía y que una junta laica examine las quejas. Pero uno de los cardenales que elaboró estas normas, el ahora retirado arzobispo de Washington Theodore McCarrick, ha sido acusado de abusar de al menos dos menores. McCarrick dice que es inocente, pero renunció recientemente como cardenal. Luego llegó el reciente informe del Estado de Pensilvania que concluyó que unos 300 sacerdotes abusaron sexualmente de unos 1.000 niños el Estado desde los años 40.

   Chile: Francisco padeció en persona la indignación hacia el abuso sexual del clero en este país. Y lo pagó en su propia reputación,al punto que debió retractarse. Durante su visita a Chile en enero pasado, Francisco calificó de "calumnias" las acusaciones contra un obispo al que él había defendido y reivindicado, al punto de ponerlo a su lado durante la gira. Tras darse cuenta de su error, Francisco ordenó una investigación del Vaticano, se disculpó y forzó a toda la jerarquía católica chilena a renunciar.

   Australia: este país lanzó una investigación nacional de cuatro años sobre todas las formas de abuso institucional — católica y otras — que concluyó que 4.444 personas fueron abusadas en más de 1.000 instituciones católicas entre 1980 y 2015. La investigación dedujo que siete por ciento de los sacerdotes católicos en Australia entre 1950 y el 2010 habían sido acusados de abusar sexualmente de niños. Uno de ellos es el cardenal George Pell, ministro de finanzas del Vaticano y asesor de Francisco que el año pasado se tomó una licencia para ser enjuiciado en Melbourne. Más recientemente, Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Adelaide Philip Wilson, quien se convirtió en el clérigo católico de más rango en ser convicto de encubrir abusos.

   Irlanda: cuatro reportes desde 2005 han revelado cómo decenas de miles de niños sufrieron abusos, cómo los obispos encubrieron a conocidos sacerdotes pederastas y cómo los obispos no dijeron nada a la policía.

   El Vaticano: En junio, declaró culpable a monseñor Carlo Capella por posesión de pornografía infantil y lo sentenció a cinco años de prisión. En el 2013, el embajador en República Dominicana, monseñor Jozef Wesolowski, fue acusado de abuso de niños y expulsado del sacerdocio, pero murió antes del juicio penal.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario