Información Gral

Una docente inglesa irá a prisión por tener sexo con un estudiante de 15 años

La mujer, de treinta años, admitió haber mantenido más de ochenta encuentros íntimos con el adolescente, con quien estuvo viviendo varias semanas en concubinato.

Domingo 22 de Noviembre de 2015

Una asistente de cátedra que tuvo relaciones sexuales con un estudiante de 15 años de edad en 80 oportunidades en un lapso de tres meses fue sentenciada con dos años de prisión de cumplimiento inmediato.

Caroline Berriman, de Oldham, Lancashire (Inglaterra), admitió que tuvo relaciones sexuales con la adolescente, que no puede ser identificado por razones legales, mientras trabajaba en la Abraham Moss Community School, al norte de Manchester.

La mujer, de 30 años, había admitido en el primer juicio que se llevó a cabo en septiembre dos cargos de actividad sexual con un menor y un cargo adicional de actividad sexual con un menor que estaba bajo su tutela.

Ella había sido condenada a dos años de prisión en suspenso, pero ayer, tres jueces de Londres ordenaron el cumplimiento inmediato de la sentencia.

Los dos comenzaron a coquetear en la escuela de pupilos y el adolescente le envió un mensaje en Facebook. Luego intercambiaron números de teléfono y durante unas vacaciones, la ayudante de cátedra recogió al chico en su auto y lo llevó a su casa. Iniciaron una relación que se prolongó tres meses. Inclusive, el chico vivió tres semanas con la docente creyendo que estaban en una relación normal y eran "amantes ordinarios".

Pero luego la situación se deterioró y causó tal impacto en el chico que llamó a un teléfono de ayuda a los suicidas y dijo que estaba pensando matarse, lo que disparó la intervención de los asistentes sociales y de la policía.

Berriman ya tenía una hija pequeña y en un momento quedó embarazada por el chico, pero abortó.

El tribunal que la condenó consideró que "la víctima era un joven para quien la perpetradora tenía responsabilidad tutelar en su papel como ayudante de cátedra. En un principio sabía que la relación era impropia, a pesar de lo cual persistió y luego la convirtió en una relación sexual legalmente prohibida. Y todo lo hizo plenamente consciente de las consecuencias que iba a tener para ella".

Además, para los jueces fue un agravante que la mujer haya convivido con el chico y consideraron que la primera sentencia "no tuvo suficientemente en cuenta ni la gravedad del acto delictivo perpetrado ni el daño causado a una persona joven y vulnerable por parte de alguien que estaba en una posición de confianza respecto de la víctima". La pena de dos años de prisión para Berriman fue atemperada por su situación familiar (por su hija pequeña).

La escuela Abraham Moss, que lleva el nombre del alcalde de Manchester entre 1953 y 1954, forma a niños de los niveles primario y secundario. El centro educativo comprende, además, una biblioteca, un centro recreativo y un teatro para 230 personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS