Información Gral

Un gran apagón provocó caos en el tránsito porteño

Un gran apagón dejó ayer a la tarde a unos tres millones de usuarios a oscuras y a unos 1.500 semáforos inútiles, generándose grandes embotellamientos de tránsito en la Capital Federal.

Jueves 08 de Noviembre de 2012

Un gran apagón dejó ayer a la tarde a unos tres millones de usuarios a oscuras y a unos 1.500 semáforos inútiles, generándose grandes embotellamientos de tránsito en la Capital Federal.

La avenida 9 de Julio y el barrio de Retiro fueron las principales zonas afectadas. Los cortes se sucedieron en una jornada agobiante con 36 grados de temperatura, a lo que se sumaron toneladas de ículos de basura dejadas en las esquinas por una huelga de recolectores.

El desperfecto afectó también a la misma Casa de Gobierno, así como al Congreso de la Nación.

Desde el Gobierno porteño confirmaron el apagón afectó a los barrios de Boedo, Congreso, Once, Puerto Madero, Boedo, zona Norte y Sur del Gran Buenos Aires, entre otros.

El apagón provocó atrasos en trenes y la interrupción de las seis líneas del subte, justo en la hora pico del regreso de los trabajadores a sus hogares, aunque a las 20 volvieron a funcionar con una programación especial.

La central de tránsito informó que, como está ubicada en la zona del Obelisco y fue afectada por el corte de luz una gran cantidad de semáforos están inactivos, hubo dificultades en las principales avenidas de la ciudad y los accesos hacia provincia.

El tránsito por el bajo, principalmente en avenida Madero, se desplazó con abundante caravana de vehículos e inconvenientes por semáforos descompuestos por falta de energía, lo que provocó demoras en la subida a la autopista Buenos Aires- La Plata y circulación lenta en el peaje Dock Sud hacia Berazategui.

La falta de energía afectó también a los tres ramales del ferrocarril Mitre (Retiro-Tigre / Retiro-J.L.Suárez /Bartolomé Mitre), que tuvieron demoras por una falla eléctrica por un importante desperfecto en el cruce Maldonado.

Poco antes de las 20 las líneas de los ramales Mitre normalizaron sus servicios al igual que el Subte en las distintas líneas y el Premetro.

El caos se registró en la calle ya que la gente inmediatamente comenzó a copar las veredas; algunos edificios hasta debieron evacuar a sus ocupantes porque se dispararon las alarmas.

Alrededor de las 17, con la temperatura cerca de los 34 grados, comenzó a complicarse la situación con los distintos cortes de energía en varios de los barrios porteños. Las calles, colapsadas por la cantidad de autos, transporte de pasajeros y personas, fue un verdadero laberinto.

A la situación se sumó la escasez de agua en numerosos barrios, que afectó a Villa Devoto y Saavedra, del norte y oeste del GBA, y se debía, explicó la empresa, a problemas en la planta potabilizadora del Partido de General San Martín ocasionados por el último temporal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS