Información Gral

Un avión con 230 pasajeros sufrió una fuerte granizada a 7.600 metros

El meteoro averió la nariz y el parabrisas de un Airbus 330 que al fin pudo aterrizar en Ezeiza. No se registraron heridos por la emergencia.

Miércoles 10 de Septiembre de 2014

Un avión de la empresa Air Europa que volaba desde Madrid hacia Buenos Aires sufrió la rotura de su nariz y parabrisas cuando atravesó una tormenta de granizo a unos 7.620 metros de altura, pocos minutos antes de aterrizar en el aeropuerto de Ezeiza con 230 pasajeros a bordo.
  El incidente ocurrió cuando el avión ya volaba por el espacio aéreo argentino, mientras una tormenta azotaba a la parte centro-este del territorio continental.
  La aeronave dañada es un Airbus A330 (bimotor y de fuselaje ancho) con una capacidad para acomodar hasta 335 pasajeros en una configuración de dos clases.
  Ni bien el Airbus A330 de Air Europa comenzó a abandonar espacio aéreo uruguayo “comenzamos a sentir como ráfagas de metralleta en el fuselaje. Por las ventanillas vimos un temporal de rayos y relámpagos, parecía que estábamos rodeados de cientos de fotógrafos con sus flashes”, dijo Matías Pardo, uno de los pasajeros del vuelo UX041.
  El pasajero aseguró que “tuvimos la sensación de que el avión perdía sustentabilidad. Realmente el profesionalismo de los pilotos es por demás destacable, porque atravesaron este temporal y finalmente aterrizaron sin consecuencias. Se les podría haber reventado el parabrisas, su temple fue para aplaudirlos”, aseguró.
  La aeronave viajaba entre Madrid y Ezeiza con 230 pasajeros, y cerca de las 7,20 de ayer, “al llegar al río de la Plata, comenzamos a sentir una tormenta fortísima, bajamos las persianas porque lo que veíamos no nos gustaba para nada”, recordó Pardo.
  El pasajero dijo que habló con el comandante del vuelo y él le contó que estaba muy sorprendido por la violencia del temporal; que nunca le había tocado enfrentar una tormenta tan violenta. “Me dijo que para evitar peores consecuencias desviaron un poco la ruta y agarraron la tormenta por un costado”.
  Durante una media hora el vuelo de Air Europa sufrió sacudones y el impacto de las piedras de hielo, sin embargo “no hubo escenas de pánico, aunque hubo gente que se descompuso”, señaló Pardo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario