Información Gral

Según un informe de WWF, el consumo imprudente amenaza el planeta

Los recursos naturales de la Tierra se están agotando tan rápidamente que serían necesarios “dos planetas” para mantener el estilo de vida actual dentro de una generación, según un informe del grupo ecologista WWF difundido hoy.

Miércoles 29 de Octubre de 2008

Ginebra- Los recursos naturales de la Tierra se están agotando tan rápidamente que serían necesarios “dos planetas” para mantener el estilo de vida actual dentro de una generación, según un informe del grupo ecologista WWF difundido hoy.

WWF, o Fondo Mundial para la Naturaleza, señaló en su último informe Planeta Vivo que más de tres cuartas partes de la población mundial vive en países cuyos niveles de consumo exceden la renovación ambiental.

El estudio concluye que el consumo imprudente de “capital natural” está poniendo en peligro la prosperidad futura del planeta, con claros impactos económicos como la subida del costo de alimentos, agua y energía.

“Si nuestras demandas sobre el planeta continúan aumentando al mismo nivel, para mediados de la década del 2030 necesitaríamos el equivalente a dos planetas para mantener nuestro nivel de vida”, dijo el director general de WWF Internacional, James Leape.

Jonathan Loh, de la Sociedad Zoológica de Londres, señaló que las dramáticas pérdidas ecológicas a causa de la contaminación, la deforestación, la sobrepesca y la conversión de tierras estaban teniendo un impacto grave.

“Estamos actuando ecológicamente de la misma forma que han estado comportándose económicamente las instituciones financieras: buscando gratificación inmediata sin tener en cuenta las consecuencias”, dijo Loh en un comunicado que acompañó el informe.

“Las consecuencias de una crisis ecológica mundial son aún más graves que la crisis económica actual”, agregó.

El trabajo indica que la “huella” o desgaste medioambiental supera ahora la capacidad del planeta para regenerarse en un 30 por ciento. Por países, Estados Unidos y China son los que más desgaste ocasionan, según WWF.

Estados Unidos y Australia figuran entre los cinco países con la mayor tasa de impacto medioambiental por persona, junto con los Emiratos Arabes Unidos, Kuwait y Dinamarca.

En el otro extremo de la lista se encuentran Bangladesh, Congo, Haití, Afganistán y Malaui, dijo WWF. Por regiones, sólo la Europa extracomunitaria, Africa, Latinoamérica y el Caribe siguen en los límites de la “biocapacidad”.

Las emisiones por combustibles fósiles, que serán el objetivo del acuerdo que suceda al protocolo de Kioto, están entre las principales causas que WWF citó como las grandes exigencias.

Leape dijo que los líderes mundiales tenían que colocar las preocupaciones sobre ecología en sus agendas y asegurarse de que se tiene en cuenta el medio ambiente en decisiones que afecten al consumo, desarrollo, comercio, agricultura y pesca.

“Si la humanidad tiene voluntad, tiene las vías para vivir con los medios que ofrece el planeta, pero debemos reconocer que la crisis crediticia de la ecología requerirá acciones incluso más audaces que las que ahora se están tomando contra la crisis financiera”, concluyó Leape. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario