Información general

Resisten allanamiento en la sede de Madres de Plaza de Mayo

Momentos de tensión se vivieron esta mañana cuando manifestantes evitaron un operativo judicial.

Lunes 15 de Abril de 2019

Momentos de tensión, insultos y corridas se vivieron esta mañana durante un operativo judicial en la sede porteña de Madres de Plaza de Mayo, tras un pedido dispuesto por el juez Fernando Perillo en la causa en la que se investiga la quiebra de la Fundación, en 2017.

El abogado de la Sindicatura denunció que no lo dejaron entrar al edificio, donde trató de entrar para realizar un inventario de bienes. Pasadas las 11.30 el letrado trató de ingresar a la sede pero no logró, ante la resistencia de cientos de manifestantes que respaldan a la organización liderada por Hebe de Bonafini.

En esos pocos minutos, se pudieron percibir forcejeos y tensión máxima entre los manifestantes y la policía de Buenos Aires.

Desde la asociación se denuncia que la intención de la Justicia es acceder y "apropiarse" del archivo histórico de la entidad, actividad que es considerada como "ilegal" por las propias Madres.

"La sindicatura me envió a hacer una diligencia de inventario, para permitir que tres escribanos puedan inventariar, nada más. Es que las madres están en quiebra. Parte de lo que tiene que ver con la quiebra es inventariar los bienes", aseguró el abogado de la sindicatura a Eduardo Feinmann, en Radio La Red.

Embed

"No fui maltratado en ningún momento. La gente está nerviosa, nada más. Supongo que el juez ordenará este inventario de vuelta", agregó.

En tanto, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expresó hoy su rechazo a la orden del juez Perillo de autorizar el ingreso de personal policial a la Casa de la Madres "con el objetivo de inventariar el archivo histórico que alberga documentos de gran valor para la sociedad toda y las futuras generaciones".

Mediante un comunicado, la CPM señaló que los archivos de la Asociación registran "más de 42 años de la intensa lucha", y sostuvo que "los acervos documentales de los organismos de derechos humanos -muchos de ellos reconocidos por la UNESCO como parte de la Memoria del Mundo- son patrimonio político, social y cultural de nuestra sociedad democrática".
Embed


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario