Información Gral

Puso un mingitorio en la vereda como protesta porque cada noche orinaban el frente de la clínica

El propietario de un centro médico de San Luis se cansó de los parroquianos que usaban la vereda como baño. Y les instaló un baño por un día.  

Martes 02 de Junio de 2015

Agotó todos los recursos, pero cada madrugada era lo mismo: el frente de la clínica amanecía "inundado" de pis, con un desagradable aroma que no permitía atender normalmente a los pacientes. El propietario tuvo una idea, una especie de protesta que, al menos, le permitiría difundir su problema y aunque sea avergonzar a alguno de quienes habitualmente acuden a esa vereda a descargar el orín acumulado: instaló por un día un mingitorio en plena calle.

El propietario del centro médico Los Álamos, de San Luis, ya no sabía cómo combatir a los clientes nocturnos de un bar cercano, que insistían cada noche en orinar el frente del edificio de República del Líbano al 300. El 29 de mayo pasado, un orgulloso (e irónico) cartel anunciaba: "Baño exclusivo para clientes del bar Don Diego". Debajo, un mingitorio en plena vereda, con sus cañerías correspondientes. "Sólo le faltaban las bolitas de naftalina", escribió, divertido, un cronista de El Diario de la República.

Estuvo allí apenas ocho horas y, aparentemente, nadie hizo uso del "servicio". Tampoco se sabe si los "atacantes" nocturnos volvieron a las andadas o finalmente el método funcionó. Lo que es seguro es que la idea se popularizó y recorrió portales y redes sociales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS