Información Gral

Prosigue la búsqueda del avión francés desaparecido en el Atlántico

Equipos de rastreo aéreo continuaron hoy buscando en el Atlántico, entre las costas de Brasil y de Senegal, el avión de la compañía Air France que desapareció ayer lunes de las pantallas de radar cuando volaba con 228 personas a bordo de Río de Janeiro a París y que nunca llegó a su destino.

Martes 02 de Junio de 2009

Rio de Janeiro/París.- Equipos de rastreo aéreo continuaron hoy buscando en el Atlántico, entre las costas de Brasil y de Senegal, el avión de la compañía Air France que desapareció ayer lunes de las pantallas de radar cuando volaba con 228 personas a bordo de Río de Janeiro a París y que nunca llegó a su destino.

El área donde se concentra la operación de búsqueda está situada a unos 820 kilómetros al noreste del archipiélago de Fernando de Noronha, en los límites extremos de los espacios aéreos de Brasil, en el oeste, y Senegal, en el este.

Según el diario brasileño “O Globo”, la tripulación de un carguero francés dijo haber visto fragmentos de lo que podría haber sido un avión que flotaban en el océano, en la zona donde se cree que pudo haberse estrellado la nave. En la misma área, un piloto de la aerolínea brasileña TAM dijo haber visto “trozos de color naranja” cuando cruzaba el Atlántico el lunes.

Brasil y Francia han enviado más aviones a la zona, próxima a las islas de Cabo Verde, mientras que otros países, entre ellos Estados Unidos y España, también se sumaron a la operación de búsqueda.

En una entrevista concedida al canal francés 1-tele, el presidente Barack Obama aseguró que “Estados Unidos aportará toda la ayuda necesaria para encontrar el avión perdido”. Según la emisora de radio France Info, Estados Unidos enviará al menos un avión para que participe en la operación de rastreo.

Adicionalmente, la Fuerza Aérea de Brasil participa con aviones equipados con cámaras térmicos infrarrojos capaces de detectar la presencia de cuerpos humanos.

El Airbus A330-200 salió de Río de Janeiro el domingo a las 23:03 GMT y perdió el contacto con los controladores aéreos brasileños alrededor de las 0:130 GMT del lunes.

A las 02:00 GMT aproximadamente, la nave entró en una zona de fuertes turbulencias y tormentas. Unos 15 minutos después, el avión comenzó a emitir varios mensajes automáticos de mantenimiento que indicaban un fallo general de los sistemas eléctricos.

El ministro francés de Defensa, Herve Morin, dijo que no hay ningún indicio de un eventual atentado terrorista. Por su parte, muchos expertos aeronáuticas han descartado que sólo un rayo haya podido causar la caída del aparato. La súbita desaparición del avión y la ausencia de señales de auxilio han llevado a algunos expertos a suponer que el avión pudo haber explotado en pleno vuelo.

El ministro de Transporte de France, Jean-Louis Borloo, anunció hoy que los familiares de los pasajeros y tripulantes franceses que viajaban en el avión pueden viajar a la zona donde se lleva a cabo la búsqueda si así lo desean.

Un equipo de psicólogos está atendiendo entre tanto a unos 40 familiares que siguen a la espera de noticias sobre el avión desaparecido en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle, el destino del fatídico vuelo AF447.

Según Air France, entre las 228 personas que se encontraban a bordo del avión había 61 pasajeros franceses, 12 tripulantes de la misma nacionalidad, 58 brasileños y 26 alemanes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario