Información Gral

No hay esperanzas de hallar sobrevivientes del naufragio en el río Yangtsé

Socorristas están buscando dentro de la cabina del barco, que fue retirado del lecho del río ayer, buscando más cadáveres, escribió el oficial Diario del Pueblo en su microblog.  

Sábado 06 de Junio de 2015

La cifra de fallecidos por el naufragio de un crucero chino en el río Yangtsé durante una tormenta subió anoche a 331 personas y cerca de 100 siguen desaparecidas, en tanto, el operador del navío se disculpó y dijo que cooperaría con las investigaciones. Sólo 14 sobrevivientes han sido hallados, entre ellos el capitán, después de que la nave que transportaba a 456 personas se volcó debido a un tornado en la noche del lunes.

Socorristas están buscando dentro de la cabina del barco, que fue retirado del lecho del río ayer, buscando más cadáveres, escribió el oficial Diario del Pueblo en su microblog.

Jiang Zhao, gerente general de la compañía que operaba al barco Estrella Oriental, un navío de 76 metros de eslora y 2.200 toneladas, se disculpó por el desastre durante una entrevista con medios estatales que fue publicada anoche, diciendo que la firma cooperaría "plenamente" con la investigación.

Pekín ha prometido en forma pública que no habrá un "encubrimiento" en las pesquisas.

La policía ha detenido al capitán e ingeniero jefe para interrogarlo. Una investigación inicial determinó que el barco no tenía sobrecarga y que había suficientes chalecos salvavidas a bordo.

Más de 1.000 familiares han viajado a Jianli en la provincia central de Hubei, donde se hundió el navío, y muchos han expresado su frustración por la falta de información de parte del gobierno. Ayer, un familiar de dos pasajeros desaparecidos a bordo del barco irrumpió enfurecido al cierre de una conferencia de prensa de funcionarios de alto rango y acusó públicamente al gobierno de tratar a su pueblo como enemigos. Por su parte, las autoridades admitieron que ya no queda esperanza de encontrar sobrevivientes.

Más de 1.200 parientes de los pasajeros del Estrella de Oriente llegaron a la pequeña localidad de Jianli (centro), cercana al sitio del desastre, un desafío para las autoridades y las fuerzas de seguridad dado el descontento de muchas familias respecto a la gestión de la tragedia.

Tras días de lluvias torrenciales, Jianli amaneció despejado ayer. Muchos habitantes de la ciudad aprovecharon para unirse a los voluntarios que ayudan a las familias.

"Cuando ocurren cosas como estas, el trabajo pasa a un segundo plano", declaraba Sun Wang, un agente comercial, mientras llevaba agua a una tienda montada cerca del lugar de la catástrofe.

Durante la noche, cientos de parientes de los pasajeros (en su mayoría jubilados) encendieron velas a orillas del río para recordar a los desaparecidos.

"¡Hay que ser fuertes!", decía entre lágrimas una mujer a otra con un ramo de flores en la mano.

El naufragio del crucero, que enlazaba la ciudad de Nankín (este) con la de Chongqing (centro) está considerado como el peor en China desde hace casi 70 años.

La embarcación volcó en dos minutos durante el paso de un tornado, según su capitán y otro sobreviviente. Los servicios meteorológicos chinos corroboraron esta explicación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS