Información General

Moderna será incluida en un ensayo para probar la combinación de dosis de diferentes vacunas

El trabajo involucra al Conicet y 5 provincias. La Caba inició un estudio similar el pasado 6 de julio, pero sin la vacuna estadounidense

Lunes 26 de Julio de 2021

La vacuna de Moderna será incluida en un estudio federal para evaluarla combinación de dosis en de las diversas marcas de vacunas contra el coronavirus que se aplican en Argentina, informó el Ministerio de Salud.

La investigación evalúa la inmunogenicidad (la inmunidad que genera la vacuna) y seguridad del uso de dos dosis distintas de las vacunas contra el virus Sars-CoV-2, y compara esquemas de vacunación “heterólogos” y “homólogos”, es decir de diferentes y de las mismas vacunas, indicó la cartera de Salud. El objetivo tácito es tratar de hallar un sustituto al componente 2 de la Sputnik V, que falta en una proporción de 5 o 6 a uno respecto del primero.

El objetivo del estudio es contar con evidencia nacional para la toma de decisiones a partir del análisis de inmunogenicidad (es decir, la inmunidad que genera la vacuna) y seguridad de la utilización de diferentes dosis en un mismo esquema de las vacunas disponibles al momento en el país: AstraZeneca, Moderna, Sinopharm y Sputnik-V. El ensayo argentino asemeja a uno ya terminado en Reino Unido que combinó Pfizer y AstraZeneca, las dos vacunas más utilizadas en ese país, y dio buenos resultados. Más aún, la inmunogenecidad alcalzada en la combinación de vacunas resultó más alta que cuando se respeta el esquema original, con dos dosis de la misma vacuna.

>> Leer más: Un estudio confirma que la combinación de vacunas refuerza el sistema inmune

El ensayo también compara los resultados entre los esquemas de vacunación heterólogos y homólogos, esto es de dos marcas diferentes y de la misma.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo que “han definido incorporar la vacuna Moderna en los estudios que buscan determinar la seguridad e inmunidad en la combinación de vacunas”.

Vizzotti agregó que “avanzar en la producción de evidencia científica, en este sentido, es muy importante de cara a contar con un abanico mayor de posibilidades para alcanzar esquemas completos en el menor tiempo posible”.

El estudio es abierto, colaborativo y federal, y participan investigadores de la Unidad Coronavirus del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; del Conicet; y de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Mendoza y San Luis.

Incluye a voluntarios mayores de 18 años vacunados con una dosis de vacuna Sputnik V, AstraZeneca o Sinopharm hasta 60 días previos a su enrolamiento, con y sin factores de riesgo identificados para la Covid-19 que permanezcan en la jurisdicción donde se inició su estudio hasta el final del mismo.

Están excluidas las personas con inmunocompromiso por enfermedad de base o por tratamiento inmunosupresor; las personas gestantes y en período de lactancia, quienes están registradas en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (Siisa) por haber padecido coronavirus (sintomático o asintomático); y quienes hayan presentado una reacción alérgica grave (anafilaxia) a cualquier vacuna.

Comparación

Los modelos basados en esquemas heterólogos de inmunización con vacunas de plataformas diversas requieren ser evaluados mediante ensayos clínicos que permitan demostrar si tienen una respuesta similar que los esquemas homólogos ya establecidos. Esto se logra a través de la evaluación comparativa de su inmunogenicidad y reactogenicidad (eventos adversos) con estudios que consideren posibilidades de implementación, sean adaptativos y respondan a situaciones de la vida real.

El Ministerio de Salud propuso el desarrollo de una red colaborativa para la integración de estudios sobre estrategias de vacunación contra la Covid-19 con el uso de esquemas heterólogos a partir de la evaluación de no inferioridad de estos frente a los esquemas homólogos de vacunación ya implementados mundialmente.  A partir de este estudio, informaron que se espera poder generar evidencia científica sólida que apoye la toma de decisiones en políticas de salud, con amplia participación federal y objetivos comunes.

El estudio en la CABA

El primer estudio de este tipo se inició en la CABA el pasado 6 de julio. En el Hospital Muñiz se inscribieron 5 mil voluntarios. La idea surge a partir del déficit en el segundo componente de la vacuna rusa Sputnik V, cuyo stock es menor en una proporción de 6 a 1 al del primer componente. Se trata de una vacuna de dos dosis diferentes. La segunda dosis podría ser reemplazada por las vacunas disponibles, AstraZeneca o Sinopharm. Es lo que indaga el estudio del Muñiz, al que ahora se sumará el estudio nacional que incluirá a Moderna.   

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario