Masacre en Hurlingham

Mató a su mujer, su suegra, sus tres cuñados y un bebé por nacer

El múltiple homicida, de 35 años, fue apresado arriba de un micro mientras huía rumbo a Córdoba. Además hirió a otras tres personas.

Martes 07 de Febrero de 2017

Un empleado ferroviario asesinó a tiros a su mujer, su suegra y otros tres familiares, e hirió a tres personas más, entre ellas a una embarazada de nueve meses cuyo bebé murió baleado, en el partido bonaerense de Hurlingham, tras lo cual escapó hacia la provincia de Córdoba donde fue detenido esta tarde a bordo de un ómnibus.

El sindicado autor de la masacre fue identificado como Diego Loscazlo, de 35 años, alias "El Chino", quien trabajaba en la empresa Metrovías y estaba en pareja con Romina Maguna, de 36, una oficial de la policía bonaerense del comando de patrullas de San Isidro.

En julio último, la mujer lo había denunciado en la Justicia de Morón tras una pelea en la que él, en medio de una escena del celos, le robó su pistola reglamentaria calibre 9 milímetros marca Bersa Thunder y un chaleco antibalas.

Según las fuentes, alrededor de las 22.50 del domingo, Loscalzo discutió con su pareja mientras cenaban en la casa en la que convivían junto a un hijo de 11 años de ella, situada en la calle Cañuelas 2403, de Williams Morris, en Hurlingham.

En medio de una pelea y empujones, Romina recibió varios balazos efectuados con su propia pistola reglamentaria y cayó muerta en el acto en el sector de la cocina comedor, tras lo cual, el tirador le apuntó con el arma al niño de 11 años que, según contó un vecino de nombre Marcelo, le suplicó: "Papá, por favor no me mates" (ver página siguiente).

Al escuchar los disparos, la hermana de Romina, Vanesa Gisele Maguna (38 años), y el esposo de ésta, Darío Daniel Díaz (33), que ocupan con sus tres hijos una casa ubicada en la parte trasera del mismo terreno, se dirigieron hasta la vivienda delantera junto a una vecina que se encontraba con ellos, Cinthia López Gotta, para tratar de detener a Loscalzo.

Las fuentes señalaron que en esas circunstancias, el acusado efectuó al menos nueve disparos contra estas tres personas, a raíz de lo cual, Vanesa cayó muerta junto a su hermana, Díaz quedó malherido en el sector del porche —aunque falleció horas después en el hospital— y López Gotta sufrió tres heridas de bala.

Luego de esos dos primeros ataques, el hijo de Romina, que resultó ileso, fue a pedir auxilio a la casa del vecino Marcelo, quien recordó que el niño le dijo "El Chino mató a mamá" y que a Loscalzo también lo llamaba "papá" aunque no lo fuera.

En tanto, Loscalzo escapó a bordo de una moto Corven Triax negra y blanca hacia la vivienda de la madre de Romina, Juana Paiva (55), situada en la vecina localidad de Villa Tesei, también en Hurlingham.

A metros de arribar a dicho domicilio, el tirador se cruzó con un Renault 19 en el que iba Paiva junto a su hijo José Eduardo Maguna (34), a la esposa de éste, Mónica Beatriz Lloret (36), embarazada de nueve meses y con fecha para parir esta semana, y una hija de 12 años de ella.

Loscalzo atacó a tiros el auto, lo que provocó la muerte de José Maguna y Paiva, cuyo cuerpo quedó sobre la calzada; mientras que tanto la embarazada como su hija resultaron heridas de tres balazos cada una, por lo que fueron trasladadas al Hospital Posadas.

En ese centro asistencial, Mateo, el bebé en gestación de Lloret nació muerto ya que uno de los tiros contra su madre perforó el útero y lo hirió mortalmente, al tiempo que la madre quedó internada con pronóstico reservado (ver página siguiente).

El parte médico del Hospital Posadas precisó que la niña baleada sufrió heridas en las piernas y que permanecía internada aunque fuera de peligro.

Por su parte, Loscalzo escapó en su moto, la cual fue secuestrada esta mañana en el barrio Inta de Villa Lugano, en el sur de la Capital Federal, donde reside su madre Mabel y sus tres hermanos, quienes esta tarde pidieron "disculpas" públicas a los familiares de las víctimas.

Sin embargo, el empleado ferroviario no pudo ser localizado allí, aunque los investigadores ya habían intervenido su teléfono celular y siguieron sus pasos hasta la terminal de ómnibus del barrio porteño de Retiro donde determinaron que había abordado un micro de la empresa Urquiza con destino a Córdoba.

Los pesquisas se comunicaron con la policía cordobesa y en un operativo conjunto cerca de las 12.45 interceptaron el colectivo en el ingreso a la ciudad de Río Segundo y detuvieron a Loscalzo, aunque no le secuestraron armas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario