Información Gral

Los ex Callejeros podrían volver a la cárcel cuando revisen las condenas

El Pato Fontanet está condenado a siete años de prisión y Eduardo Vázquez a seis, aunque tiene perpetua por femicidio. Los músicos que integraron el grupo Callejeros.

Miércoles 17 de Junio de 2015

La Cámara Federal de Casación Penal inició ayer el proceso de revisión de las condenas contra los músicos que integraron el grupo Callejeros y otros imputados por la tragedia de Cromañón, cuyo incendio el 30 de diciembre de 2004 provocó la muerte de 194 personas. La nueva instancia judicial podría disponer que los músicos vuelvan a la cárcel. Familiares de víctimas, en medio de un altercado dentro de la sala, exigieron que los acusados cumplan las sentencias en prisión.

El cantante Pato Fontanet está condenado a siete años de prisión; el ex baterista Eduardo Vázquez a seis años (aunque está condenado a prisión perpetua por el homicidio de su esposa, Wanda Taddei, que murió quemada); y el resto de los ex Callejeros cuentan con cinco años. Ellos son: Cristian Torrejón, Maximiliano Djerfi, Elio Delgado y Juan Alberto Carbone.

El ex manager de la banda, Diego Argañaraz, cuenta con cinco años de prisión y en esta instancia no se revisará al estar firme, mientras que el ex escenógrafo Daniel Cardell fue condenado a tres años en suspenso.

Asimismo, Villarreal cuenta con una condena de seis años de prisión, y el ex comisario Carlos Díaz de ocho años, aunque esta última también está firme y no será revisada por la Casación.

Los tres ex funcionarios del gobierno porteño, del área de control, condenados son Ana María Fernández, tres años y seis meses; Gustavo Torres, tres años y nueve meses; y Fabiana Fizsbin de cuatro años.

En una audiencia ríspida, los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal escucharon los argumentos de todas las partes y ahora deben resolver si confirman las penas.

El fiscal Raúl Pleé pidió confirmar las condenas. El fiscal habló de "comisión por omisión" y de "responsabilidad penal" de los músicos y otros acusados, entre ellos tres ex funcionarios porteños y Raúl Villarreal, ex mano derecha del entonces gerenciador de República Cromañón Omar Chabán. Si bien para Pleé se trató de una culpabilidad dolosa, lo cual implica una pena más grave, aclaró que pidió confirmar las condenas en base al fallo de Casación que calificó el hecho como culposo. La audiencia realizada por los jueces Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Pedro David es a raíz de que la Corte Suprema de Justicia al analizar el caso pidió un "doble conforme" o sea que las condenas sean revisadas en dos instancias judiciales.

Por su parte, los querellantes Patricio Poplavsky y José Iglesias, cada uno a su tiempo, también reclamaron la confirmación de las condenas de los músicos, de los ex funcionarios y de Villarreal. Iglesias pidió a los jueces que actúen con "rapidez" y se quejó de la revictimización que padecen los familiares al haber acudido a múltiples audiencias tras la tragedia desatada el 30 de diciembre 2004. El querellante Iglesias, padre de una de las víctimas, comparó el caso con la tragedia ferroviaria de Once y se refirió al entonces jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra por ser quien desarticuló "todos los sistemas de control".

Por su parte, las defensas insistieron en la inocencia, entre ellos el abogado Albino Stefanuolo, defensor de Villareal, y Marcelo Brito, letrado de Fontanet y los músicos de la banda. Brito cuestionó la validez de todo el proceso y pidió la absolución. Los familiares de las víctimas reclamaron ayer que los "victimarios", entre ellos integrantes de Callejeros y ex funcionarios porteños, cumplan en la cárcel sus condenas.

Afuera de la sala, un numeroso grupo de seguidores de la banda cantó y gritó a favor de los músicos con banderas alusivas a Callejeros. Previo a la audiencia se produjo un incidente, cuando un músico que asistió en apoyo a los ex Callejeros, y que actualmente forma parte de la banda Don Osvaldo, en la que canta Patricio Santos Fontanet, se cruzó con los familiares. Se trata de Luis "Lulu" Lamas, quien se trenzó en insultos y forcejeos hasta que intervino la policía para separarlos. Para evitar la repetición de incidentes, el tribunal hizo que primero dejaran la sala los familiares de víctimas, en tanto permanecieron unos minutos más en sus lugares tantos los ex integrantes de Callejeros como los demás acusados y el público que pedía su inocencia, ubicado en la parte superior.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS