Información Gral

"Le reventó el hígado a piñas", dijo el tío del niño asesinado a golpes en Flores

El hombre relató hoy el ataque que le habría propinado el padrastro de Agustín, quien falleció más tarde en un hospital. “Mi sobrina me confesó que este hombre estaba ensañado con Agustín", dijo.

Martes 09 de Junio de 2015

El tío de Agustín, el niño de cinco años que murió el pasado domingo por los golpes recibidos en un departamento del barrio porteño de Flores, aseguró hoy que el padrastro “le reventó el hígado a piñas” y que su sobrina “vio cómo mataron a su hermanito”.

Así se expresó Lucas, el tío del menor fallecido horas más tarde de haber llegado al Hospital Piñero y caso por el que fue detenido Leonardo Sarli, padrastro de Agustín, sospechado de haberle dado una paliza que terminó con la vida del niño.

“Mi sobrina (de 8 años) me confesó que este hombre estaba ensañado con Agustín. Le pegaba siempre que mi hermana no estaba y siempre justificaba con lo mismo, que se había caído”, indicó el tío de la víctima.

También mencionó que “la nena tenía miedo de hablar”, pero contó que ella “vio cómo mataron a su hermanito”.

“Mi hermana no puede creer que la persona que había elegido podía llegar a matar a su propio hijo. Yo estoy 100 por ciento seguro de que había un maltrato hacia ella”, agregó.

Convencido de que Sarli fue quien mató a su sobrino, el tío de la víctima afirmó: “Queremos Justicia y que no salga nunca más.

Este hombre que practica MMA, lucha libre, le reventó el hígado a piñas a mi sobrino de cinco años. Lo mató a palos”.

En la misma línea se manifestó Sebastián, abuelo de la víctima, al señalar que su nieta hizo un relato de todo lo ocurrido.

“Ella estaba en la casa cuando pasó todo y por eso le hicieron la Cámara Gesell. Cóntó que Leonardo lo agarró a Agustín del cuello hasta que no se movió y cuando le dijo que le dolían las costillas le pegó”, precisó.

En la continuidad del relato que la menor brindó, el abuelo de la víctima contó que Agustín le dijo a su padrastro, tras ser golpeado, que quería vomitar y que el hombre lo mandó al baño, “pero el chico no llegó y se desvaneció”, aunque también aclaró que “son los dichos de una chica”.

El abuelo de la víctima explicó que se enteró del trágico hecho cuando recibió un llamado de su hija Bárbara, que le dijo que “estaba llegando al Pinero y que Agustín había sufrido un accidente y había fallecido”.

“El médico constató que el cuerpo presentaba golpes, pero Bárbara seguía insistiendo que se había caído de la bañadera y cuando quedó al cuidado de Leandro. Ella cae en la cuenta de lo que pasó por la autopsia, que dice que muere por el estallido del hígado por un golpe y ahí deja de defender lo indefendible y se da cuenta de que le mató al hijo”, indicó.

Por otra parte, la Policía llevó adelante una inspección ocular en la casa donde vivía el niño para buscar elementos valiosos para aportar a la causa.

A su vez, Martín Baca Leiva, padre biológico del fallecido niño deslizó que la intención es llevar el cuerpo de Agustín a Villa Gessell para enterrarlo allí, debido a que en esa ciudad vivía su madre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS