Información Gral

Las infecciones de sida bajaron 35 por ciento en el mundo desde el año 2000

"El avance en la respuesta al VIH ha sido extraordinario en los últimos 15 años", aseguran desde Onusida. Muertes relacionadas con el mal disminuyeron 42% desde 2004.  

Miércoles 25 de Noviembre de 2015

Las nuevas infecciones por VIH se redujeron un 35 por ciento en el mundo desde su pico máximo que fue en 2000, las muertes relacionadas con la enfermedad disminuyeron un 42 por ciento desde 2004, y en los últimos cinco años se duplicaron las personas bajo tratamiento, informó ayer Onusida en el marco de un nuevo informe por el Día Mundial del Sida que se conmemorará el 1º de diciembre.

"El avance en la respuesta al VIH en los últimos 15 años ha sido extraordinario", afirmó el organismo dependiente de Naciones Unidas. Onusida estimó que en junio de este año 15,8 millones de personas estaban en tratamiento antirretrovírico, en comparación con oas 7,5 millones de personas que había en 2010 y con las 2,2 millones que había en el punto máximo de la epidemia, que se dio en 2005.

"Cada cinco años hemos aumentado en más del doble el número de personas en tratamiento -afirmó Michel Sidibé, director ejecutivo de Onusida- ahora tenemos que hacer lo mismo sólo una vez más para detener la epidemia de sida y evitar que repunte".

Según los nuevos datos brindados por Onusida, en 2014-2015 se calcula que 36,9 millones vivían con VIH en el mundo, unas dos millones de personas contrajeron el virus en este periodo y 1,2 millón de personas murieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida. En septiembre de 2014 se lanzó desde la ONU la "Estrategia de Respuesta Rápida" que propuso el aumento veloz y masivo de los programas de prevención y tratamiento del VIH, basado en un enfoque centrado en las personas para terminar con la epidemia de sida para 2030. Según Onusida, muchos países han adherido a esta estrategia en función de lograr el objetivo 90-90-90 para 2030, que busca asegurar que el 90 por ciento de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 90 por ciento de las personas que saben que tienen la infección estén en tratamiento, y la supresión de la carga viral del 90 por ciento de quienes están en tratamiento.

"Para acabar con el sida en cuanto amenaza para la salud pública, se necesita una respuesta acelerada y más centrada, que use mejores datos para mapear y llegar a las personas en los lugares donde se producen más nuevas infecciones por el VIH", afirmó Sidibé.

Para apoyar a los países con ese enfoque, Onusida ha publicado un nuevo informe titulado "Centrarse en la ubicación y la población: una Respuesta Rápida para poner fin al sida para 2030", que reúne ejemplos de más de 50 comunidades, ciudades y países que están utilizando enfoques innovadores, buscando llegar a más personas con servicios integrales de prevención y tratamiento del VIH.

"La Estrategia de Respuesta Rápida lanzada por Onusida propone una serie de iniciativas de trabajo, entre ellas, la de focalizar dónde está centrada la epidemia, es decir, en qué población se producen la mayoría de las nuevas infecciones y generar acciones muy dirigidas a esa población", explicó a Télam Carlos Falistocco, responsable de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) del Ministerio de Salud de la Nación. El especialista y funcionario detalló que en Argentina existen dos poblaciones con alta prevalencia: "Las personas trans, entre quienes hay una prevalencia del 35 por ciento, y los hombres que tienen sexo con hombres, que rondan entre el 12 y el 15 por ciento".

"Desde antes que Onusida proponga esta línea de trabajo en nuestro país ya estábamos creando consultorios amigables para la diversidad que implican no sólo capacitar y sensibilizar a los trabajadores de la salud, sino proponer horarios diferenciados de atención, trabajar con la promoción de hormonización, patologías anales", indicó Falistocco. Y continuó: "Esto que aparentemente no tiene que ver con el VIH es, en realidad, lo que genera las condiciones para que las personas trans o los hombres que tienen sexo con hombres se acerquen a los servicios".

Falistocco contó además que "el trabajo en los consultorios amigables se realiza también con la sociedad a partir de organizaciones que trabajan por fuera del centro de salud y que son quienes acercan a la población objetivo al servicio".

El funcionario adelantó que según los últimos relevamientos realizados en Argentina los nuevos diagnósticos se presentan estables (entre 5 mil y 6 mil por año), en tanto se estima que existen unas 126 mil personas que tienen el virus pero un 30 por ciento lo desconoce.

"Un dato que varió este último año es que a partir de que comenzamos a ofrecer el tratamiento a toda persona diagnosticada, sin importar el estadio de la enfermedad, unas 6 mil personas se incorporaron al tratamiento, cuando antes veníamos sumando alrededor de 2 mil", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS