Información Gral

Las Cataratas del Iguazú están casi secas y preocupa la situación

Debido a la sequía que azota el sur del Brasil y el nordeste de la Argentina, el río Iguazú baja con escaso caudal,por lo que el volumen de agua disminuyó en un 90% y las asombrosas caídas de sus 250 saltos se convirtieron en pequeños chorros. Los paseos náuticos ya fueron suspendidos. Mientras, los visitantes se sorprenden por el magro espectáculo.

Viernes 08 de Mayo de 2009

Debido a la sequía que azota el sur del Brasil y el nordeste de la Argentina, el río Iguazú baja con escaso caudal,por lo que el volumen de agua disminuyó en un 90% y las asombrosas caídas de sus 250 saltos se convirtieron en pequeños chorros. Los paseos náuticos ya fueron suspendidos. Mientras, los visitantes se sorprenden por el magro espectáculo.

Los saltos Bossetti, San Martín, Dos Hermanas, Velo de Novia, Alvar Núñez, Arrechea, entre otros, muestran rocas grises al desnudo entre follajes e hilos de agua. Los operadores turísticos, agencias hoteleras y funcionarios del Parque Nacional del Iguazú aguardan las lluvias de otoño, que se están haciendo esperar demasiado, algo con pocos antecedentes en esta región.

El denominado Salto Floriano, que es la principal caída de agua en el lado brasileño, quedó reducido a un pequeño chorro de agua. Mientras que de la Garganta del diablo, que en gran parte está en territorio argentino casi ya no cae agua.

Ayer el hidrómetro de Puerto Andresito, en la frontera oriental de Misiones, marcaba apenas 0,90 metros cuando generalmente la profundidad del río para esta estación oscila entre los 4 y los 5 metros.

Un informe de la agencia local del Inta consigna que las precipitaciones pluviales en los cuatro primeros meses del año no alcanzaron ni a la mitad del promedio de años anteriores.

En Misiones, el hecho de que las Cataratas se muestren sin agua afecta directamente al sector turístico, que en los últimos años tuvo muy buena rentabilidad y sostenido crecimiento. Sólo en Puerto Iguazú se duplicó el número de camas con la construcción de nuevos hoteles, algunos realmente lujosos. También aumentaron los albergues rurales, generalmente en casas de antiguos colonos de origen europeo, cuyas chacras se encuentran todavía rodeadas de lo que resta de selva virgen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario