Pandemia

La variante Delta golpea al Reino Unido, pero la vacunación atenúa sus efectos

El nuevo pico de casos se registra entre gente joven no vacunada todavía. La mortalidad y las internaciones son mucho menores que en la anterior ola

Domingo 20 de Junio de 2021

Desde hace varias semanas, el Reino Unido está bajo ataque de la variante Delta del coronavirus, que es al menos un 60% más contagiosa que la variante Alfa (británica), que a su vez es un 50% más contagiosa que la cepa original de Wuhan. Pero desde hace pocos días el avance de la Delta se ha ralentizado en todo Reino Unido, aunque los contagios siguen creciendo, gracias al efecto de la masiva vacunación de la población británica. El aumento de las infecciones ha llevado al gobierno británico a retrasar las aperturas para detener la circulación de la variante Delta, originada en la India. y altamente contagiosa.

  Esta variante representa actualmente el 96% de los casos británicos y se extiende principalmente entre los jóvenes de 10 a 29 años. El 68% de los infectados por Delta son personas no vacunadas. Menos del 5% de los casos correspondían a personas de 60 años o más. Se ha producido un aumento exponencial de los casos durante días, al igual que el pasado otoño (boreal), pero las hospitalizaciones han crecido mucho más lentamente y han sido en su mayoría de jóvenes de entre 25 y 44 años.

  Y desde hace unos días el avance de la variante india se ha ralentizado: las infecciones siguen creciendo, habiendo superado ya el umbral de los diez mil al día, pero a un ritmo más lento que hace unas semanas. Hoy en día, sólo el 1% de las camas de los hospitales britànicos están ocupadas por pacientes de Covid y en un tercio de los hospitales no hay ni siquiera una persona ingresada por el coronavirus. La mortalidad también ha descendido. Pero según los científicos británicos, la tendencia debería invertirse en un par de semanas. Lo que está viviendo Gran Bretaña es un nuevo pico de infecciones, debido a la alta transmisibilidad de la variante Delta, pero sin las dramáticas consecuencias experimentadas en la anterior ola en la que hubo más de mil muertes al día.

 El mérito se debe a las vacunas, que han demostrado su eficacia incluso con la variante Delta, aunque con una ligera pérdida de efectividad. Así lo demuestra el hecho de que la mayoría de los infectados son personas no vacunadas, especialmente jóvenes (hace sólo unos días se abrió la vacunación a todos los mayores de 18 años), o personas mayores que han decidido no vacunarse. El Reino Unido vacuna con Pfizer y AstraZeneca, principalmente.

En Italia

 Lo que el Reino Unido está viviendo ahora, un aumento de los contagios con un número de hospitalizaciones y muertes muy limitado, es un escenario que también podría vivir Italia en septiembre-octubre, predijo el virólogo Fabrizio Pregliasco. “Gracias a la estación cálida y a que estamos mucho tiempo al aire libre, el virus está frenando su propagación, pero también en Italia la variante Delta se volverá dominante y con el reinicio de las escuelas es probable que haya un aumento de los contagios. Sin embargo, gracias a las vacunas, los daños se contendrán y no habrá una verdadera nueva ola, sino una ‘cola’ del virus, una pequeña oleada con infecciones leves, sin el aumento de hospitalizaciones y muertes que tuvimos el pasado invierno”.

  Lo importante, subrayó Pregliasco, es que “la campaña de vacunación continúe de forma decidida, que se vacune también a los adolescentes para que puedan volver a la escuela con seguridad, aunque los más pequeños sigan siendo, por ahora, un reservorio para la propagación del virus”. También pidió localizar a más de dos millones de mayores de 60 años que, por diversas razones, aún no se han vacunado.

  Pregliasco compara la epidemia de coronavirus con un iceberg. “Esta epidemia tiene el patrón de construcción y derretimiento de un iceberg: el virus se extiende, creando una base subterránea mucho más grande de lo que es visible. El primer cierre fundió el iceberg en la superficie. Pero el contacto continuo y la acumulación recrearon tantas infecciones que en algún momento la parte visible volvió a levantarse. El segundo encierro volvió a fundir la punta del iceberg. Ahora la vacunación hace que la formación del hielo superficial sea mucho más complicada . Seguirá creciendo, pero con menos eficacia, porque la mayoría de los casos se previenen”.

Rusia sufre un fuerte rebrote

Las autoridades rusas reportaron el sábado 17.906 nuevas infecciones por Codiv-19, más del doble del número diario de principios de mes.  Se precisó que más de la mitad de las nuevas infecciones se registraron en Moscú, donde los casos se han triplicado este mes.

  Moscú, su área periférica y otras dos regiones rusas ordenaron esta semana la vacunación obligatoria para los trabajadores de comercio minorista, la educación y otros servicios. Este fin de semana, el gobierno federal hizo obligatoria la vacunación para todos los empleados del Estado, bajo amenaza de suspender el salario.

  Moscú cerró los patios para comidas en los centros comerciales y restringió los restaurantes y bares a que sólo entreguen pedidos para llevar.

 Los rusos son muy reacios a vacunarse y sólo el 12% de la población ha recibido una dosis. Se han reportado casi 5,3 millones de casos en el país de 146 millones de personas, con 128.911 decesos, pero los expertos consideran que ambas cifras están subestimadas.

  El alcalde de Moscú, Serguei Sobyanin, extendió el toque de queda para bares y restaurantes hasta fin del mes y suspendió los espectáculos con más de 1.000 espectadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario