Información Gral

La marina italiana ubicó el barco en el que murieron unos 900 migrantes

La tragedia en las aguas del Mediterráneo ocurrió hace tres semanas cerca de las costas de Libia. Fue detectado por sonar. Hay muchos cadáveres en el lugar del naufragio.

Sábado 09 de Mayo de 2015

Los restos del barco que naufragó hace tres semanas con más de 900 migrantes a bordo podría haber sido encontrado a unos 400 metros de profundidad en las aguas del Mediterráneo, informó ayer la Marina italiana.

"Hoy, a unas 85 millas (náuticas, unos 157 kilómetros) al noreste de la costa de Libia, ha sido localizado a una profundidad de 375 metros un pecio azul de 25 metros que podría concordar con el barco que se hundió el 18 de abril", informó la Marina en un comunicado.

Consultado sobre si las autoridades italianas creían que el barco de inmigrantes había sido encontrado, un portavoz de la Marina dijo: "Sí, la ubicación y el largo son correctos, pero no podemos estar seguros".

La anarquía en Libia, donde dos gobiernos rivales intentan tener el control, ha dado casi vía libre a los traficantes.

Dos sobrevivientes del desastre fueron arrestados en la isla de Sicilia el mes pasado bajo sospecha de traficar personas en el barco.

Después de entrevistar a sobrevivientes, los fiscales concluyeron que más de 750 personas habrían estado a bordo, muchos encerrados en la bodega. Otros reportes sugirieron que la cifra de muertos podría superar los 900.

Los primeros equipos de rescate alertados en el momento del accidente encontraron sólo 24 cadáveres y 28 supervivientes, que contaron que a bordo de la embarcación viajaban cientos de personas atrapadas en la bodega del barco e incapaces de escapar cuando ésta naufragó.

Los testimonios llevaron a la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) a describir el suceso como el "accidente más grave que se haya registrado en el Mediterráneo".

Tras el accidente los líderes de la Unión Europea, reunidos el 23 de abril en Bruselas, acordaron triplicar la financiación de las patrullas europeas en el Mediterráneo y trazaron planes de posibles acciones militares contra redes de traficantes de personas.

La fiscalía de Catania, en Sicilia, que investiga el accidente, pidió a la Marina que buscara el barco, que al parecer fue hallado utilizando equipos de sonar. Por el momento no está claro si será posible inspeccionar su interior.

Italia recibe un continuo flujo de migrantes por mar. El ministro del Interior, el oficial Mario Morcone, señaló en una vista parlamentaria que desde enero se han registrado 33.000 llegadas, un 15 por ciento más que en el mismo periodo de 2014.

Morcone señaló que Italia gastó 630 millones de euros (709 millones de dólares) en recibir a migrantes el año pasado, cuando se registraron un total de 170.000. Se espera que la cifra aumente a 200.000 en 2015, según el funcionario.

En una comparecencia aparte, el ministro del Exterior italiano, Paolo Gentiloni, señaló que hasta el momento siete países contribuyeron en impulsar las patrullas marítimas europeas en el Mediterráneo (Francia, Croacia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Noruega y Eslovenia) mientras se espera que le sigan Polonia y otros países.

Otro salvataje. La guardia costera italiana dijo que un barco de bandera británica contribuyó ayer al rescate de unos 100 migrantes de un bote que estaba hundiéndose frente a las costas de Libia. Los pasajeros llamaron primero a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que a su vez alertó a la guardia costera.

Italia no sólo busca ayuda para los rescates, sino también que los países se comprometan a acoger a más inmigrantes en sus territorios. Al mismo tiempo pide a todas las regiones del país que compartan la carga.

"Una distribución justa entre todos los países europeos y entre todos los condados italianos: creo que nadie puede estar en desacuerdo con esos dos principios", dijo el ministro del Interior, Angelino Alfano, de cara a un encuentro con gobernadores regionales y alcaldes.

Las autoridades italianas deben encontrar lugar para unos 9.000 solicitantes de asilo, además de los 85.000 ya alojados en centros. Hasta el momento sólo 500 de los 8.000 municipios italianos contribuyen a ese esfuerzo.

Roberto Maroni, gobernador de la región norteña de Lombardía, del partido antiinmigración Liga Norte, cerró la puerta al llamamiento del gobierno de Roma. "Ya hemos hecho nuestra parte, no hay más espacio. Así que haremos cero ofrecimientos", señaló.

Unos 51.000 inmigrantes han llegado a Europa por mar este año, 30.500 de ellos a través de Italia, según la agencia de refugiados de la ONU.

Cerca de 1.800 personas se han ahogado en el Mediterráneo en lo que va de 2015. En la última tragedia conocida, los miembros de un grupo de aproximadamente 240 inmigrantes que llegaron en Sicilia el martes dijeron que habían estado viajando con otras 40 personas que se habían ahogado.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS