Información Gral

La marina brasileña informa que son 17 los cuerpos rescatados del vuelo 447

Las cuadrillas de rescate recuperaron 17 cadáveres de las personas que viajaban en el avión de Air France que cayó en el océano Atlántico hace una semana, informaron esta tarde autoridades militares de Brasil. Miembros del equipo de rescate aseguraron que recogieron "cientos de objetos" pero no quieren difundirlo públicamente para no crear incertidumbre en los familiares.

Domingo 07 de Junio de 2009

Recife (Brasil).- Las cuadrillas de rescate recuperaron 17 cadáveres de las personas que viajaban en el avión de Air France que cayó en el océano Atlántico hace una semana, informaron esta tarde autoridades militares de Brasil.

De los 17 cadáveres que fueron rescatados por la Marina brasileña y la francesa nueve están siendo trasladados en la fragata brasileña Constituicao hacia la isla Fernando de Noronha, donde está la base de los operativos de búsqueda, y los ocho restantes son llevados por la fragata francesa Ventose.

El coronel Henry Munhoz, de la Fuerza Aérea, dijo que cuatro de los cuerpos correspondían a hombres y cuatro a mujeres. De inmediato no mencionó el género de los otros cadáveres recuperados. El vuelo 447 de Air France llevaba a 228 personas.

Munhoz dijo también a los periodistas la noche del domingo que varias partes de la estructura del avión, un Airbus 330, fueron recuperadas en el lugar donde el vuelo 447 envió varios mensajes con avisos de que tenía problemas eléctricos y perdía presión en la cabina.

Además de los cuerpos, los equipos de rescate de ambas nacionalidades intentan recoger decenas de restos de la aeronave, que pueden ser avistados desde los aviones que sobrevuelan la región donde se hundió el Airbus.

En tanto, un nuevo grupo de peritos en identificación de cadáveres arribó a Fernando de Noronha para recibir los cuerpos e identificarlos.

Unas horas antes, la marina brasileña había informado que equipos de rescate habían recuperaron tres cuerpos de víctimas del vuelo 477 de Air France, luego de que hallaran ayer a los primeros dos cadáveres.

El capitán Giucemar Tabosa Cardoso había precisado que un número no determinado de cuerpos fueron encontrados en la misma zona del oceano Atlántico donde el sábado se recogieron los primeros objetos del avión, y que en las próximas horas retirarán del agua los restos humanos.

Los primeros dos cuerpos hallados eran de sexo masculino, pero los otros tres no fueron identificados. Tampoco se informó el estado de los cuerpos para evitar crear sufrimiento a las familias de las víctimas.

El coronel Henry Munhoz, de la fuerza aérea, dijo que han recogido “centenas de objetos” perteneciente a las 228 personas que iban a bordo del avión que desapareció en pleno vuelo la noche del 31 de mayo, pero se negó a dar detalles de su contenido para no crear incertidumbre entre los familiares.

“Cuando decimos que encontramos una bolsa o una computadora portátil, eso genera una aprehensión muy grande en las familias, por eso nuestra opción fue recoger ese material y presentarlo a los familiares”, dijo Munhoz. “No queremos crearles un sufrimiento mayor”.

Los militares revelaron que ayer se encontró una mochila con una computadora portátil y un portafolio con un pasaje de avión que se confirmó como correspondiente a un pasajero del vuelo siniestrado.

Munhoz también dijo que se han identificado dos asientos de avión y otras piezas que no detalló, aunque aseguró que hay plena certeza de que son parte del vuelo 447. Ayer habían recuperado partes de las alas, piezas del interior de la aeronave y un asiento.

La fragata Constitución de la Marina brasileña estaba en camino de la isla de Fernando de Noronha, a 900 kilómetros de distancia, con los primeros dos cuerpos encontrados, pero debió regresar para recoger a los otros tres, explicó Cardoso.

Se espera que los cadáveres y objetos sean entregados mañana en la isla, antes de su traslado a la ciudad costera de Recife, donde el Instituto Médico Legal de Brasil hará su identificación.

Cardoso adelantó que la búsqueda de cuerpos y restos del accidente continuará en la misma zona, situada 70 kilómetros al sur del punto donde el avión que hacía la ruta de Rio de Janeiro a París emitió su última señal de emergencia. Dijo que el mal tiempo y la lluvia imperante en la zona dificultaban la visibilidad para realizar el operativo.

En esa tarea participan doce aviones brasileños y dos franceses, junto a cinco embarcaciones de Brasil a las que se sumó hoy una nave de Francia.

La oficina francesa que investiga el desastre indicó ayer que Air France no había reemplazado los monitores de velocidad en sus aviones Airbus luego de detectar que eran defectuosos, pero advirtió que era demasiado pronto para sacar conclusiones sobre el papel que pudieron haber jugado en el accidente.

Las autoridades brasileñas se están enfocando en la recuperación de cuerpos y restos del avión, no en las cajas negras que registran voz y datos que podrían revelar por qué cayó al mar.

La búsqueda de las cajas negras es una misión del gobierno francés, con ayuda de Estados Unidos.(AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario