Información Gral

Inundaciones: más de siete mil evacuados y 15 mil damnificados

El fenómeno afecta a las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe. Alerta meteorológico. Unas cinco mil personas fueron socorridas en Corrientes.

Lunes 11 de Abril de 2016

Más de siete mil personas debieron ser evacuadas en el Litoral a raíz de las inundaciones y al menos otras 15 mil han sido damnificadas debido a las crecidas del Paraná y ríos y arroyos en seis provincias por las intensas lluvias, que según los pronósticos continuarán "por lo menos hasta mañana (por hoy)", por lo que hay seis provincias en estado de alerta.

El Servicio Metereológico Nacional emitió un alerta por "tormentas fuertes" para Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones y el norte de Santa Fe y Entre Ríos, área donde cayeron 750 milímetros de agua en pocos días.

En esa zona prevén "tormentas aisladas, algunas localmente fuertes", con abundantes lluvias "en cortos de períodos, ocasional caída de granizo y ráfagas", situación que según el parte se puede generalizar en las próximas horas" en toda el área bajo alerta y se mantendrá por lo menos hasta hoy.

En Corrientes unas cinco mil personas fueron evacuadas y asistidas por el Estado nacional.

La situación más complicada "sigue siendo la que atraviesa el departamento de Esquina, mientras que hubo alivio y mermaron los evacuados en las localidades de Monte Caseros y Sauce, pero el número de damnificados alcanza los cinco mil", dijo Orlando Bertoni, jefe de Operaciones de Defensa Civil, a Télam.

Bertoni detalló que se produjeron precipitaciones de 170 milímetros en las localidades de Mburucuyá y San Miguel, aunque no debieron evacuar pobladores.

El subsecretario de Protección Civil de la cartera nacional de Seguridad, Daniel Russo, y el ministro local de Desarrollo Social, Federico Mouliá, recorrieron Esquina, donde el sector más complicado es el municipio de Pueblo Libertador, pues "el 80 por ciento de la localidad está bajo agua", dijo Bertoni.

En esa zona trabajan un helicóptero del Ejército, tres Unimog, lanchas de Prefectura Nacional, camiones de Gendarmería y personal de las tres fuerzas junto a una dotación de agentes de la policía de Corrientes. Entre Ríos tiene mil pobladores evacuados y otros 11 mil damnificados por las crecidas. El gobernador, Gustavo Bordet, aseguró que están trabajando "desde todas las áreas para asistir a las familias".

Bordet señaló que los departamentos de La Paz, Feliciano, Federal y Federación "son los más perjudicados, con más damnificados y con mayor daño material, pero también hay inconvenientes en Villaguay, San Salvador, Gualeguaychú y Gualeguay, con muchos caminos y rutas intransitables".

Por otra parte, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, informó que ya fueron entregados ATN por dos millones de pesos a la Municipalidad de La Paz, y un millón de pesos al de Villa Paranacito, los más afectados por desbordes hídricos. El Consejo General de Educación de Entre Ríos suspendió ayer las clases para hoy en los departamentos La Paz y Feliciano, en el norte provincial, a causa de las inundaciones que afectan la zona.

El titular del Consejo General de Educación, José Luis Panozzo, dispuso que se suspendieran las clases en todos los establecimientos públicos y de gestión privada de los departamentos La Paz y Feliciano para hoy, "atento a las inclemencias climáticas que reinan en la región" y que estaban generando desde hace más de una semana el anegamiento de amplias zonas, publicó el portal El Once. Las tormentas aisladas seguirán hasta mañana en Misiones, donde si bien no se reportaron evacuados ni desborde de arroyos las lluvias pueden afectar los caminos de tierra, advirtió ayer Defensa Civil.

"No tenemos hasta el momento informes que se hayan registrado evacuados por inundaciones, si bien esto puede cambiar. Dependerá del clima, según nuestros datos se pronostican lluvias hasta el martes", pero si las lluvias no cesan "vamos a tener un problema en los caminos", dijo a Télam el director de Defensa Civil, Ricardo Veselka Corrales.

En tanto, cerca de cinco mil formoseños permanecen evacuados en distintos refugios por las crecidas que afectan al Litoral argentino, donde son asistidos por el estado provincial, según informó el Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia.

La cartera provincial señaló que en esos lugares se lleva adelante un monitoreo y atención "desde diciembre pasado hasta la actualidad y se trabaja con consultas médicas y pediátricas, asistiendo a cada integrante de las familias; también se hace control de niños sanos, atención a embarazadas y aplicación de vacunas de acuerdo al Calendario nacional de vacunación". Los afectados por las inundaciones se encuentran en los centros de evacuados del Regimiento de Monte 29, la ex "Textil", el Polideportivo Policial, la Sociedad Rural, en la ciudad capital, y en Clorinda en los módulos habitacionales que se construyeron al borde de la ruta nacional 11.

En Formosa el río Paraguay continua en bajante y ayer al mediodía se ubicaba en la ribera formoseña en 8,33 metros y en Puerto Pilcomayo, Clorinda, en 6,67 metros.

Siguen las lluvias en Santa Fe y crece el Paraná

Las lluvias continuaban ayer en la región central de la provincia de Santa Fe, con un registro superior a los 20 milímetros desde la medianoche de ayer, y el nivel de los ríos Paraná y Salado seguía creciendo, en tanto se mantenía en 558 el número de evacuados.

De acuerdo a la medición de Prefectura Naval Argentina, el río Paraná llegó ayer a 6,21 metros en el puerto de Santa Fe, lo que implica un incremento de 10 centímetros en un día, en tanto el río Salado creció 20 centímetros en la ciudad de Recreo, con una marca de 6,57 metros. El repunte del Salado complicó a los habitantes del barrio La vieja Tablada, ubicado por fuera del anillo defensivo de la capital de la provincia, por lo que el municipio asistió a 23 familias que pese a los anegamientos hasta el momento no se deciden a abandonar sus hogares.

Un centro de evacuados situado en el polideportivo de barrio La Tablada había recibido hasta el mediodía de ayer a una persona, en tanto se realizan los aprestos para alojar a un mayor número en el caso que se agraven las condiciones. Distinta es la situación en la costa del Paraná, ya que la crecida que se inició a finales del año pasado obligó a medio millar de personas a dejar sus viviendas sólo en jurisdicción de la ciudad capital.

En el reporte municipal diario se consigna que el número al día de ayer se mantuvo en 558 personas, la mayoría situada en los distritos costeros.

Así, hay 208 personas de 157 familias en refugios municipales ubicados en Vuelta del Paraguayo y Colastiné Sur; 105 en El Bañado; y 94 en casillas construídas frente al riacho Santa Fe, en adyacencias a la ruta nacional 168.

El municipio brinda a los damnificados asistencia social y sanitaria, con atención médica para atender casos especiales; además cuentan con un dispositivo especial de seguridad y apoyo para el traslado de los niños a sus escuelas.

Las autoridades mantienen el monitoreo permanente del sistema de defensas y supervisan las estaciones de bombeo, mientras todos los sectores han sido reforzados con bombas móviles en la zona ribereña.

Además, se dispuso el cierre de las compuertas de acuerdo a los protocolos de actuación ante la crecida. Una situación especial se vive en el barrio La Tablada, zona norte, donde unas cien familias asentadas en viviendas precarias, que se encuentran fuera del anillo de contención, se resisten a ser evacuadas por temor a los robos, si bien parte de ellas ocuparon las instalaciones del ex Frigorífico Municipal, que se encuentra abandonado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario