Información Gral

El vuelo del escándalo: Vicky Xipolitakis manejó los controles de un avión en pleno despegue

Fue en un vuelo de Austral, del 23 de junio que hizo el recorrido de Buenos Aires a Rosario y que estaba repleto de pasajeros. Mirá el video  

Jueves 25 de Junio de 2015

El vuelo del escándalo se lo podría denominar. Es que la vedette Vicky Xipolitakis ayudó a despegar un avión comercial repleto de pasajeros, según un material al que tuvo acceso Telenoche y que fue publicado en el sitio de TN.
 
El hecho sucedió en el aeroparque Jorge Newbery, en un viaje entre Buenos Aires y Rosario.
 
En el material se escucha el diálogo de la vedette con los pilotos, en el que la rubia les pregunta permanentemente sobre la operatoria para despegar la aeronave, mientras los pilotos hacen chistes en pleno despegue.
 
Vicky no solo filmó todo el despegue, coqueteando con los navegantes, sino que si fuera poco también subió fotos a su perfil de Twitter. Pero lo más grave, es que uno de los pilotos le pide que no se difunda el video, consciente de la grave falta que están realizando, y le advierte: “si me hundo te hundís conmigo”.
 
“¡Ay que miedo, voy a acelerar yo y vamos a despegar! ¿Están seguros de lo que están haciendo? ¡Es un momento crítico!”, exclama Xipolitakis, antes de mover la palanca y darle velocidad al Embraer 190.
 
“El avión es un poco tuyo”, bromea el piloto, en referencia a la estatización de la aerolínea de bandera. “Sí, con mis impuestos. Porque yo me rompo el culo laburando. Literal”, agrega Vicky.
 
El hecho pudo haberse convertido en una tragedia, si se tiene en cuenta el terrible accidente de Lapa, en el que también hubo personas no autorizadas en la cabina.
 

 
 
En el vuelo 2708 de Austral, del martes pasado, viajaban 98 personas. 
 
Las reglas internacionales prohíben la presencia de personas dentro de las cabinas.
 
La ley dice que "durante las fases críticas del vuelo y en todas las operaciones de vuelo (excepto en la de crucero) por debajo de 10.000 pies, ningún miembro de la tripulación puede ocuparse en actividades o conversaciones que no se requieran para la operación segura de la aeronave". 
 
Además agrega: "Ninguna persona puede admitir a otra adentro de la cabina de vuelo a menos que sea inspector". 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS