Información Gral

El Papa sumará el "ecocidio" como un pecado al Catecismo católico

Francisco anticipó que la Iglesia piensa introducir el "pecado ecológico" a la lista de faltas graves del libro guía de sus creyentes.

Martes 19 de Noviembre de 2019

El Papa Francisco declaró que la Iglesia Católica está pensando introducir el "pecado ecológico" en el Catecismo, ya que los comportamientos contra el medio ambiente son también contra "la casa común". La figura del "ecocidio" se uniría así a la lista de los pecados capitales.

"Un sentido elemental de justicia implicaría que algunos comportamientos, de los cuales las empresas son generalmente responsables, no queden impunes. En particular, todos aquellos que pueden considerarse como "ecocidio", afirmó el pontífice al intervenir en el XX Congreso Internacional de la Asociación de Derecho Penal, que se celebra en Roma. "Estamos pensando en introducir en el Catecismo de la Iglesia Católica el pecado ecológico, el pecado contra el hogar común", anunció.

Sobre el "ecocidio", dijo Francisco que pueden considerarse como tal acciones como "la contaminación masiva del aire, de la recursos de tierra y agua, destrucción a gran escala de la flora y la fauna, y cualquier acción capaz de producir un desastre ecológico o destruir un ecosistema". En opinión de Francisco, nos enfrentamos en esos casos a "crímenes contra la paz", que deberían ser reconocidos como tales por la comunidad internacional.

"En esta circunstancia, y a través de ustedes, me gustaría hacer un llamamiento a todos los líderes y representantes en el sector para que contribuyan con sus esfuerzos a garantizar una protección legal adecuada de nuestro hogar común", añadió,dirigiéndose a los juristas penales.

El Pontífice recordó que, recientemente, el Sínodo de obispos de la Amazonia ya propuso definir el pecado ecológico como acción u omisión contra Dios, contra el vecino, la comunidad y el medio ambiente. Y como "un pecado contra las generaciones futuras que se manifiesta en actos y hábitos de contaminación y destrucción de la armonía del medio ambiente". Francisco ha dado un peso cada vez mayor a los temas ambientales, a medida que el calentamiento global se impone por su propio peso.

Derroche de alimentos

En otro orden, el Papa ha denunciado "mecanismos de superficialidad, negligencia y egoísmo" que fomentan la cultura del derroche de los alimentos y ha advertido de que si no se pone freno será difícil alcanzar los compromisos del Acuerdo de París sobre el cambio climático, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

"En muchos lugares, hermanos nuestros no pueden alimentarse ni sana ni suficientemente, mientras que en otros se malgasta y se derrocha sin control. Es la paradoja de la abundancia", ha señalado Francisco en un mensaje dirigido al Programa Mundial de Alimentos (PMA), organismo que depende de la FAO. "En esta paradoja existen mecanismos de superficialidad, negligencia y egoísmo que están en la base de esta cultura del derroche", ha manifestado.

El Papa ha pedido a la ONU que formule iniciativas para hacer efectiva la lucha contra el hambre en el mundo y favorezca medidas que erradiquen el desperdicio de alimentos, un fenómeno que según a dicho "interpela" cada día más. Sin embargo, ha dejado claro que no es meta que corresponda sólo a los organismos internacionales ni a los gobiernos, sino que "compete a todos". "La familia, la escuela, los medios de comunicación tienen una importante tarea en la educación y en la sensibilización. En este sentido, nadie puede quedar al margen de la lucha contra esta cultura que va sofocando a tantas personas, especialmente a los pobres y vulnerables de la sociedad", ha precisado. El derroche de alimentos "lacera la vida de muchas personas y vuelve inviable el progreso de los pueblos", aseguró. "Si queremos construir un futuro en el que nadie quede excluido, tenemos que plantear un presente que evite radicalmente el despilfarro de comida. Juntos, sin perder tiempo, aunando recursos e ideas, podremos presentar un estilo de vida que dé la importancia que merecen los alimentos", concluyó Francisco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS