Información Gral

El gobierno quiere instalar un propulsor atómico al rompehielos Almirante Irízar

Organismos militares ya están estudiando la factibilidad del proyecto También comprarán helicópteros rusos y modernizarán los tanques medianos

Viernes 04 de Junio de 2010

La ministra de Defensa, Nilda Garré, anunció ayer que especialistas militares comenzarán a estudiar la posibilidad de dotar de propulsión nuclear a alguna de las naves de la Armada nacional.

"La propulsión nuclear en una de nuestras unidades comenzaría a cambiar la matriz energética" en la flota de la Armada, expresó Garré en el brindis que ofreció en el edificio Libertador, la sede del estado mayor del Ejército y de la cartera de Defensa, por la celebración del Día del Periodista.

La ministra Garré dijo que ya instruyó al Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef) para que "comience a reunir los recursos humanos" que estudiarán la posibilidad de dotar de propulsión nuclear a un buque.

"No necesariamente será un submarino", añadió Garré respecto del tipo de nave que en el futuro podría sustituir la propulsión convencional por la nuclear y mencionó a título hipotético, entre los barcos de superficie, al rompehielos Almirante Irízar.

El Irízar, que se incendió en el 2007, está siendo reconstruido y modernizado en los talleres Tandanor, del complejo industrial naval Cinar, a un costo del orden de los 90 millones de dólares y estará operativo para la campaña antártica 2011-2012, según se precisó.

El rompehielos emblemático de la actividad antártica de la Argentina sustituirá en esta reconstrucción sus motores generadores, alimentados con fuel oil, y sus propulsores eléctricos.

Renovará además gran parte de su equipamiento y estructuras arrasados por el incendio, del que en cambio el casco salió casi intacto.

A propósito del Irízar, Garré también confirmó que el gobierno nacional intentará adquirir un buque polar con funciones complementarias en la logística de las bases antárticas de la Argentina, a fin de facilitar la tarea científica del rompehielos.

La actual reconstrucción del Irízar contempla una gran ampliación del área destinada a laboratorios, recordó en el mismo sentido la ministra.

Garré también confirmó las negociaciones con Rusia para adquirir dos helicópteros MI-17 (y a más largo plazo, eventualmente otros tres), ideales para operar a muy bajas temperaturas y con una autonomía que les permitiría unir en vuelo a Ushuaia, en Tierra del Fuego, con la base antártica Marambio.

En el brindis ofrecido a los periodistas, en el que la acompañaron los principales jefes militares y funcionarios de la cartera, Garré mantuvo una rueda de prensa informal en la que tocó diversos aspectos de su gestión.

Sobre el Centro de Estudios Estratégicos del Consejo de Defensa de la Unasur, dijo que funcionará en Buenos Aires "intensamente ya en el 2011".

En el marco de valoraciones más generales sobre la cooperación regional en materia de defensa, en las que estimó "un gran avance", también destacó acciones bilaterales como la fuerza de paz combinada Cruz del Sur, con Chile y el proyectado envío de un batallón de ingenieros a Haití, con Perú.

"Este miércoles firmamos con Uruguay el primer convenio de cooperación entre los (respectivos) ministerios de Defensa", dijo Garré sobre uno de los acuerdos firmados en el marco de la reunión de los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y José Mujica en cercanías de la ciudad uruguaya de Colonia.

Agregó que Uruguay ratificó su interés por los aviones Pampa, en sus versiones de ataque y de entrenamiento avanzado, así como en la modernización de los Pucará, productos principales de la Fábrica de Aviones de Córdoba tras su estatización.

Garré subrayó que a futuro que la fábrica de aviones expandirá y diversificará su actividad en cooperación con empresas de otros países, en especial con Brasil, que propuso hacer multinacional su proyecto de avión de transporte C-390, con gran capacidad de carga y uso dual.

"La recuperación de la industria de la defensa nos da mayor autonomía, independencia", dijo Garré, y subrayó al respecto la importancia de recuperar y desarrollar capacidades científico-tecnológicas, en particular las concentradas en el Citedef.

La ministra asignó gran importancia al proyecto de remotorización y modernización de los tanques TAM (Tanque Argentino Mediano diseñado en 1973 por la empresa Thyssen-Henschel de Alemania para el Ejército Argentino), para el que "ya disponemos de financiamiento" a fin de que el Citedef avance "hasta el prototipo".

Cumplida la fase del prototipo, Fabricaciones Militares, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, asumirá la producción de la versión modernizada del TAM. l (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS