Información Gral

Dos niñas de siete años fueron violadas en un baldío tucumano

El agresor, que está prófugo, las engañó con comprarles las bolsas de residuos que vendían. Las llevó a un descampado y las atacó.

Martes 26 de Mayo de 2015

Dos niñas de siete años fueron violadas por un hombre que permanece prófugo, en la localidad tucumana de Alderetes, situada a diez kilómetros al este de la ciudad de San Miguel de Tucumán, y están internadas en el Hospital de Niños, en estado de shock.

El ataque sexual ocurrió el sábado alrededor del mediodía, en una zona cercana al Aeropuerto Benjamín Matienzo. La policía informó que todavía no pudo determinar el lugar en el que se produjo la doble violación, pero fuentes de la fuerza señalaron que las víctimas fueron halladas por una vecina del barrio en el que viven. La mujer las encontró tiradas en las inmediaciones del cementerio municipal El Cochuchal, de esa ciudad.

El jefe de la guardia del hospital, Miguel Luna, sostuvo que la vida de ambas niñas está fuera de peligro, pero que permanecen internadas por las heridas que sufrieron (serían lesiones provocadas en sus partes íntimas) y por el profundo estado de shock en el que quedaron luego del traumático ataque del que fueron víctimas.

Debido al estado en el que se encuentran las niñas, los médicos decidieron restringir las visitas a sus familiares hasta que ambas presenten una mejoría.

De acuerdo con las fuentes policiales consultadas por el diario La Gaceta de Tucumán, el ataque habría ocurrido cuando las niñas caminaban por la avenida Juan Domingo Perón, que conecta Alderetes con el aeropuerto Benjamín Matienzo.

En ese trayecto sería donde el prófugo, que circulaba en una motocicleta, convenció a las niñas de comprarles todas las bolsas y de llevarlas en su vehículo hasta unos cañaverales de los alrededores del cementerio, donde las atacó.

Las víctimas, según se explicó, quedaron casi inmóviles en ese lugar debido a la violencia del ataque, hasta que fueron halladas por la mujer que pasaba por el lugar.

Según se informó, las niñas serían primas y habían salido a vender bolsas de residuos casa por casa cuando fueron reducidas por el violador. La policía todavía no tiene indicios de quién sería el abusador.

Reclamo de justicia. La madre de una de las nenas radicó la denuncia en la comisaría de Alderetes que, según se informó, está a cargo de la búsqueda del fugitivo junto con la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Este (URE).

Como en el transcurso del sábado no hubo avances en la investigación, familiares, vecinos y allegados a las víctimas realizaron una protesta en la Comisaría de Güemes en la que, según se informó, consiguieron tomar la dependencia hasta que los uniformados lograron sacarlos del establecimiento.

A pesar del tenso episodio, no se informó que hubiera heridos entre los vecinos o los policías.

La investigación judicial de esta doble violación quedó a cargo de la Fiscalía de Instrucción de la 1ª Nominación, que está a cargo de Marta Mariana Rivadeneira.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS