Información Gral

Cuide su bolsillo: cómo evitar que le roben su tarjeta sin que se entere

El skimming es un nuevo método de robo de datos para duplicar tarjetas de crédito de clientes sin que estos lo sospechen, tanto en cajeros automáticos como en negocios.

Jueves 29 de Enero de 2009

Dos hombres fueron detenidos hoy en el partido bonaerense de Pilar por llevar a cabo "estafas reiteradas" en cajeros automáticos, mientras se disponían a robar en las máquinas de una sucursal local del Banco Supervielle. Según informaron fuentes policiales a la agencia DyN, los ladrones utilizaban el novedoso método de fraude conocido como skimming.

¿Pero que es el skimming? Además de ser homónimo de un deporte acuático similar al surf, se trata de un método de robo de datos para duplicar tarjetas de crédito de clientes sin que estos lo sospechen, tanto en cajeros automáticos como en negocios.

En los cajeros automáticos, los ladrones colocan un lector de tarjetas magnéticas en el lugar donde el cliente debe insertar la tarjeta de crédito. El dispositivo "lee" la información de la tarjeta y la transmite a otro aparato, donde quedan almacenados los datos. Así, los criminales pueden hacer "tarjetas mellizas" sin que el cliente se entere. En ocasiones incluso se colocan cámaras de video para grabar el código de seguridad (PIN), del usuario.

Para instalar estas máquinas de fraude, los ladrones deben abrir los cajeros para colocar los dispositivo. Por eso, si nota algo fuera de lo común en el cajero (partes fuera de lugar, o sueltas), se recomienda no usarlo e informar a las autoridades del banco. También es recomendable tapar el teclado con la mano mientras se teclea la clave, para evitar ser registrado en caso de que los ladrones hubieran instalado una cámara oculta.

Otra forma de skimming se da en los negocios, cuando el cliente paga con tarjeta: el empleado la pasa por el lector común para cobrar la transacción, pero también puede pasar la tarjeta por un lector de bandas magnéticas, idénticos a los usados en el caso anterior, para obtener y guardar los datos del cliente.

Para evitar este tipo de fraude, asegúrese de que el empleado que le cobra no se lleve su tarjeta a otro lad o, y que no la pase por una máquina diferente a la de cobros. Tampoco dé su permiso si le piden que pase su tarjeta por más de un aparato.

Es importante, además, revisar los recibos de su tarjeta y el estado de cuenta, para detectar cualquier tipo de pago fuera de lugar, por productos o servicios que no haya consumido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS