Información Gral

Confirman el hallazgo de más restos humanos de la tragedia del avión de Sol

Los familiares de las víctimas deberán presentarse en el juzgado de Bariloche para iniciar el trámite de reconocimiento de los restos hallados en forma irregular, casi un año después de la caída de la nave en un campo de Río Negro.

Miércoles 18 de Abril de 2012

Los familiares de las 22 víctimas de la tragedia área de la empresa Sol, ocurrida 18 de mayo pasado en la provincia de Río Negro, revivirán el calvario de tener que iniciar un complejo trámite de reconocimiento de más restos humanos que fueron descubiertos en forma casual diseminados en el campo donde cayó el avión a casi un año del accidente.

Pablo Mattar, representante legal de los familiares, entre ellos los de la azafata rosarina Jéssica Fontán, reveló al programa "El primero de la mañana" de La Ocho que el juez de Bariloche Leónidas Moldes, quien investiga las causas del accidente, convocó a los deudos para que se presenten a reconocer los restos humanos hallados en noviembre y que no formaban parte del expediente principal.

"El jueves hemos recibido una notificación por correo electrónico del juzgado interviniente, donde dan cuentan del hallazgo de nuevos restos humanos y que luego del cruce de ADN se estableció que pertenecen a las víctimas del vuelo de Sol Líneas Aéreas ocurrido el 18 de mayo del año pasado", sostuvo el letrado,quien agregó: "entonces invitan a todos los familiares al Juzgado Federal a retirar esos nuevos restos de familiares".

El abogado recordó que el hallazgo de los restos se produjo en el lugar del accidente en noviembre. "Se encontraron en unas fosas donde estaban enterrados restos humanos y del avión. Los descubrió una persona que pasaba por el lugar. Vio que estaba removida la tierra, hizo la denuncia y de esa denuncia surge que había restos humanos y partes del avión", remarcó Mattar.

El abogado consignó que la zona del siniestro "había sido liberara erróneamente por el juez de Bariloche Leónidas Moldes, quien levantó el cerco al poco tiempo de que se había precipitado el avión. Ahí se produjo una irregularidad muy importante. Todos sabemos que en un accidente ,el cerco se debe levantar cuando ya se colectaron todas las pruebas. Este levantamiento del cerco ocurrió a poco tiempo de ocurrido el accidente e hizo que familiares, cuando fueron a realizar un homenaje a las víctimas en el lugar, iban caminando por el campo e iban encontrando pertenencias. Esto no sólo es una irregularidad sino un delito porque escondieron o evadieron pruebas de la investigación principal, con el agravante de haber enterrado restos humanos".

El representante legal de las víctimas resumió el derrotero que tuvo el hallazgo hasta el día de hoy. "Apenas se descubrió esto, la asociación sindical que nuclea a los pilotos de las aerolíneas inició una causa paralela a la del accidente que se abrió en la Justicia Federal de Buenos Aires. Pero el juez Torres de Buenos Aires se declaró incompetente y giró las actuaciones a Bariloche. Cuando el juez Moldes empieza a trabajar con este material que se encontró, junta todo el material que se halló, se cruzan los ADN y así se determinó que esos restos pertenecen a las personas fallecidas en el accidente".

"El juzgado los invita a los familiares a que en un plazo de 30 días se presenten a retirar esos restos. Entonces los familiares tienen que viajar a Bariloche, no les reconocieron pasaje ni nada, a retirar esos restos. Transportar esos restos al lugar donde están los otros restos, exhumar éstos, completar e inhumar. Dos veces mataron a sus seres queridos", remarcó. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS