Información Gral

Condenaron al conductor que mató a la hija de "Tití" Fernández en Brasil

Marcos Vinicius da Silva (20 años) recibió una pena de cinco años de prisión por el accidente que provocó la muerte de la hija del periodista durante el desarrollo del Mundial 2014.

Sábado 01 de Agosto de 2015

La Justicia brasileña condenó a cinco años y tres meses de prisión a un joven de 20 años por su responsabilidad en el accidente que causó la muerte de María Soledad Fernández, hija del periodista "Tití" Fernández, ocurrida en plena disputa del Mundial de Brasil 2014.

Marcos Vinicius da Silva fue encontrado responsable de la muerte de la joven de 26 años, quien perdió la vida cuando la camioneta alquilada Fiat Doblo en la que viajaba fue impactada en su parte posterior mientras transitaba por el kilómetro 619 de la ruta BR-381, en la localidad de Oliveira.

La noticia de la sentencia fue confirmada por el propio "Tití" Fernández, periodista de Fox Sports y el programa Fútbol para Todos, quien admitió que no le desea "el mal a nadie" y que sólo buscaba "justicia".

Al conocer la novedad, "Tití" también se desahogó con un fuerte mensaje en Twitter: "La justicia existe carajo!!!! Condenaron al asesino de Sole. Gracias juez Adelardo. Gracias a todos los que nos ayudaron a conseguirla".

El accidente ocurrió el 2 de julio de 2014, cuando María Soledad regresaba desde San Pablo hacia Belo Horizonte. Al ser embestido, el auto en el que viajaba volcó y cayó por un barranco y ella perdió la vida. Aparentemente, ella se encontraba sin cinturón de seguridad en el asiento trasero.

La joven, también periodista y que había llegado a Brasil para darle una sorpresa a su papá en el día de su cumpleaños, viajaba con dos productores de TyC, Juan Berazegueti, de 42 años, y Fernando Bruno, de 41, que sufrieron heridas.

Los tres viajaban en un Fiat Doblo alquilado, que resultó chocado por el Volkswagen Golf que conducía a gran velocidad Vinicius da Silva.

En declaraciones al canal C5N, "Tití" Fernández relató cómo se enteró de la novedad y cómo lo vivió junto a su señora Nora Barrientos (54).

"Después de la peor noticia el año pasado, esta es la mejor. Recién me acaban de llamar para decirme que el juez Adelardo había dictado la sentencia, que son cinco años y tres meses y que ya había pedido la detención de este asesino", aseguró Tití en una entrevista.

"Cuando le di la noticia a mi mujer nos abrazamos como hacía 20 años no lo hacíamos", relató y expresó su angustia por este año que duró la espera en conocer la sentencia.

"Iba a 200". "El pibe es un imbécil de 20 años que iba a 200 kilómetros por hora y que no sabía manejar, no fue para robarle ni nada, sólo un estúpido al volante", agregó.

Tití Fernández, que es padre de Gonzalo (38) y María Florencia (29) de su primer matrimonio, y María José (36, a quien crió desde los 7 años) y Soledad con Nora Barrientos (54), esperaba con ansias el fallo de la Justicia de Brasil con respecto al accidente de tránsito que le costó la vida a la menor de sus hijas.

Ahora resta también que la Justicia brasileña avance sobre la investigación de la muerte del periodista argentino Jorge "Topo" López, quien falleció en la madrugada de la jornada de semifinales entre Argentina y Holanda, en San Pablo, luego que el taxi en el que viajaba fue embestido en el centro de la ciudad por un automóvil robado por dos menores.

López, el otro periodista muerto en esos días

Unos días después del accidente que le costó la vida a María Soledad Fernández, otro choque provocó la muerte de otro periodista deportivo argentino que cubría el Mundial de Brasil.

Jorge "Topo" López, de 38 años, murió en la madrugada del 9 de julio en la ciudad de San Pablo cuando el taxi en que viajaba fue chocado por delincuentes que escapaban de la policía estatal.

López cubría el Mundial para el diario deportivo Olé y para radio La Red.

El trágico accidente se registró en el cruce de la avenida Tiradentes y la calle Barao de Mauá, en Guarulhos (Gran San Pablo).

Cerca de la 1.30, el taxi en que viajaba fue embestido por otro coche, en el que viajaban tres delincuentes perseguidos por efectivos de la Policía Militar.

A raíz del impacto, el taxi terminó incrustado contra un poste. López, quien viajaba en el asiento de atrás, salió despedido del vehículo y murió en el acto. El chofer del taxi, en tanto, resultó herido en un hombro.

El taxista contó a la Policía que había levantado al periodista de Olé en Jardim Paulista, en el oeste de la ciudad, y que se dirigía al hotel Bristol, donde se hospedaba. Por su parte, los tres ocupantes del coche que escapaba de la policía —dos de ellos adolescentes— resultaron ilesos y fueron detenidos.

López estaba casado con una colega del diario deportivo Marca (de España), con quien tenía dos hijos chicos, quienes también se encontraban en Brasil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario