Información Gral

Argentina impulsa el embargo a la petrolera Noble Energy en el país

El gobierno buscará hacer cumplir la orden judicial de embargos millonarios a las petroleras que operan en el archipiélago, medida que tendrá un costo para esas firmas.

Lunes 29 de Junio de 2015

Argentina buscará hacer cumplir en el extranjero una orden judicial de embargos millonarios en cuentas bancarias y activos de petroleras que operan en las islas Malvinas, una medida que tendrá un costo para esas firmas, dijo el canciller del país en una entrevista publicada ayer en un diario local.

El sábado se conoció que una jueza federal fueguina ordenó embargos por 156,4 millones de dólares y el secuestro de buques y otros bienes de cinco empresas -tres de ellas británicas- a las que el país había denunciado penalmente en abril por considerar ilegal su actividad en el archipiélago.

"(Las compañías) pueden defenderse en el extranjero frente a un juez que quiera embargarlos, pero eso tendrá un costo o un castigo en su cotización bursátil", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, en una entrevista al periódico Tiempo Argentino.

Las firmas implicadas son Premier Oil Plc, Falkland Oil and Gas Ltd, Rockhopper Exploration Plc, Noble Energy Inc y Edison International Spa, que están perforando para extraer petróleo y gas en las cercanías del archipiélago, cuya soberanía Argentina disputa a Inglaterra.

El canciller dijo que solicitará formalmente a los reguladores bursátiles de Londres y Nueva York que apliquen los embargos ordenados por la Justicia argentina.

"El lunes vamos a hacer circular el pedido de notificar judicialmente a esos organismos para que se impongan los embargos", afirmó Timerman.

"Porque hay también una legislación internacional que dice que cuando hay una controversia sobre soberanía aceptada por Naciones Unidas no se puede alterar el estado en el que se encontraba el lugar de la controversia al inicio de esa controversia. Y la explotación de petróleo es una alteración de ese estado", argumentó. Una fuente británica con conocimiento de la situación dijo el sábado a Reuters que el fallo sería de difícil cumplimiento, ya que se cree que las empresas involucradas en la denuncia no poseen activos en Argentina ni utilizan aguas en el territorio del país sudamericano.

Pero una nota del Ministerio Público Fiscal publicada el sábado señaló que los fiscales del caso "identificaron los activos de las empresas en el exterior y descubrieron que una de las principales imputadas, la firma estadounidense Noble Energy, registra una sucursal local en la Argentina, por lo que impulsaron el embargo de sus bienes".

Argentina considera ilegítimas las ganancias que algunas de esas empresas obtuvieron por una escalada del precio y de la demanda de sus acciones tras anunciar recientemente que habían descubierto petróleo en el pozo de exploración Isobel Deep, en Malvinas, por lo que también pidió el embargo de papeles.

A su vez, el canciller renovó sus acusaciones de imperialismo contra el gobierno de David Cameron.

"Lo que hace el Reino Unido es lo que hacía en el colonialismo más clásico: apropiarse de recursos en las colonias y llevárselos a su país. No es muy distinto esto: el petróleo no lo necesitan en Malvinas, es para llevarlo a la metrópoli", señaló en la entrevista.

El hallazgo de petróleo en Malvinas ha elevado la tensión por la soberanía más de tres décadas después de que fuerzas militares argentinas ocuparan las islas del Atlántico y el Reino Unido enviara tropas para recapturarlas, en una breve guerra que finalizó con la victoria británica.

A principios de junio, varias de las compañías que operan en las Malvinas -conocidas como Falklands en inglés- afirmaron que seguirían sus tareas de exploración pese a las amenazas legales de Argentina.

"Ningún país habla a favor del derecho inglés"

El canciller Héctor Timerman afirmó ayer que "ningún país habla a favor del derecho del Reino Unido", al destacar el apoyo internacional al reclamo de la soberanía argentina por las islas Malvinas.

El ministro de Relaciones Exteriores participó de las sesiones del Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que tuvieron lugar esta semana en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos.

En ese marco, el canciller argentino reivindicó lo actuado por nuestro país en el tema Malvinas y reiteró las críticas a los ocupantes británicos por negarse al diálogo.

En este encuentro se recordaron los 50 años de la resolución 2065 de la ONU en la que el organismo internacional reconoció que había una disputa de soberanía en la cuestión Malvinas e invitó a la Argentina y el Reino Unido a iniciar negociaciones.

En una entrevista publicada ayer por el diario Página 12, Timerman destacó que Londres "no sólo no modificó su postura sino que la empeoró", al señalar que "después de que se aprueba en las Naciones Unidas la resolución 2065, Inglaterra reconoce la necesidad de negociar la soberanía, hubo negociaciones". "Inclusive reconoció que había una disputa de soberanía, y hasta negoció con la dictadura militar. Con los que se han negado a negociar es con todos los gobiernos democráticos que vinieron después", apuntó.

Al recordar que quedan 17 casos de colonialismo en el mundo, el ministro resaltó que "no hay ninguno que atraiga tanto la presencia de delegados de las Naciones Unidas como el de Malvinas".

"Este año hemos batido todos los récords de presencia de países incluyendo la Santa Sede, Unicef pidió participar, muchos que antes no participaron en esta sesión pidieron la palabra; hay una creciente solidaridad", remarcó.

Para Timerman, "los británicos deberían sentir impotencia, porque si uno es británico y se sienta acá a escuchar los discursos, se daría cuenta de la soledad en la cual se encuentra el Reino Unido en el caso de las Malvinas".

Según el canciller, los ingleses "quieren hacer creer que dos resoluciones de las Naciones Unidas no existen: la 1514 de 1960, que decide poner fin al colonialismo en el mundo, y la 2065, que dice que la cuestión de las Malvinas tiene que ver con la soberanía, que no es algo sobre la autodeterminación de los pueblos". "El eje de las Naciones Unidas es la solución de las controversias a través del diálogo y, al negarse a dialogar, hace imposible que tenga aliados. No hay ningún país que venga a hablar acá a favor del derecho del Reino Unido", subrayó.

Por último, el ministro de Relaciones Exteriores consideró que "el próximo gobierno va a defender las islas Malvinas con la misma fuerza que lo ha hecho nuestro gobierno" y agregó que "también creo que si no lo hace, el pueblo argentino va a mostrar su desagrado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS