Información Gral

Alperovich: los fiscales, contra la pericia psiquiátrica a la sobrina

Ayer, los dos fiscales apelaron esa medida, que consideraron "discriminatoria" y "revictimizante".

Sábado 28 de Diciembre de 2019

A cinco semanas de la denuncia por violación y abusos sexuales de la sobrina del senador tucumano José Alperovich contra el ex gobernador kirchnerista, la Fiscalía rechazó la pericia psiquiátrica de la denunciante que ordenó el juez de la causa. Ayer, los dos fiscales apelaron esa medida, que consideraron "discriminatoria" y "revictimizante".

Santiago Vismara, fiscal nacional y Mariela Labozzetta, fiscal federal especializada en Violencia contra las Mujeres, apelaron ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N 35: le pidieron que se revoque la realización del peritaje psiquiátrico ordenado por el juez porque, además, no cumple con la normativa nacional e internacional.

El lunes 23 el juez Osvaldo Rappa dispuso esta pericia y como "puntos periciales" solicitó a profesionales del Cuerpo Médico Forense designados para examinarla que se pronuncien sobre "rasgos y estructura de su personalidad, y si presenta alguna patología, causas, consecuencias y caracteres emocionales", y si hay "presencia o no de aumento en el nivel de ideación confabuladora, y se concluya sobre la verosimilitud, validez y credibilidad integral del testimonio brindado por la denunciante". En otras palabras, si la víctima y denunciante es una personalidad patológica "fabuladora".

La fiscal Labozzetta y el fiscal Vismara apelaron este planteo del juez y en su escrito explicaron que Argentina asumió compromisos internacionales para luchar contra la violencia de género y citan la Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Pará).

También dicen que en los casos de violencia de género los jueces deben actuar con perspectiva de género durante todo el proceso penal. Hablan de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que fijó estándares de investigación diferenciales para los casos de violencia de género. Aseguran que estos tipos de pericias no sólo pueden ser "revictimizantes" sino que pueden hacer que las víctimas abandonen el proceso judicial. La extrema burocratización de la Justicia, que cita a las víctimas una y otra vez para que relaten una y otra vez sus tormentos, no debe hacerse más, sostienen los fiscales, que aseguran que se trata de una práctica discriminatoria que puede agravar el trauma sufrido. De hecho lo que sí pidieron es un peritaje psicológico para saber si los abusos dejaron huellas de un estrés postraumático en la víctima. Algo que el juez no consideró en su orden de peritaje, llamativamente.

Los fiscales plantean también que estas pericias psiquiátricas siempre se han pedido a las mujeres que denuncian violencia o abusos sexuales, pero no son pedidas para ningún otro delito. Es decir, la Justicia supone que una mujer miente o está desequilibrada al decir que fue violada, pero un varón no miente si denuncia que fue robado.

El juez Rappa también dispuso que se realice una inspección ocular en un departamento de Puerto Madero, donde la sobrina contó que ocurrieron los abusos en Buenos Aires. En su carta que hizo pública, la joven de 29 años, hija de un primo de Alperovich comenzaba: "#NoNosCallamosMás: Durante un año y medio, mi tío José Alperovich violentó mi integridad física, psicológica y sexual". Detalló allí cómo Alperovich, ex gobernador de Tucumán, la abusó, manoseó y penetró por la fuerza numerosas veces cuando ella era su secretaria.

"Ella está bien, muy tranquila. Sabía todo lo que se le iba a venir encima después de la denuncia pero aún así está aliviada, se sacó un peso de encima", contó a Clarín un amigo que acompaña a la sobrina, que también está de licencia y con custodia policial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS