Escenario

Britney Spears, sin intimidad y espiada por su padre hasta en el dormitorio

Un nuevo documental del New York Times muestra sin tapujos cómo la cantante era vigilada por su progenitor, que pagaba miles de dólares a detectives privados para que intercepten las conversaciones de su hija

Lunes 27 de Septiembre de 2021

Britney Spears fue sistemáticamente espiada por su padre Jamie incluso en el dormitorio, y la ha mantenido bajo protección legal desde 2008, mientras pagaba miles de dólares a detectives privados para que la vigilen e intercepten sus conversaciones más íntimas con jóvenes, amigos y hombres de su vida. Así lo revela, sin tapujos, un nuevo documental del New York Times, “Controlling Britney” (Controlando a Britney), lanzado en vísperas de la audiencia judicial del 29 de septiembre.

El filme desnuda el férreo control ejercido por los padres sobre la estrella del pop, ahora de casi cuarenta años. “Jamie parecía particularmente obsesionado con los novios de Britney”, dijo Alex Vlasov, un empleado de la agencia de seguridad Black Box que le ofreció al New York Times años de correos electrónicos, mensajes de texto y grabaciones de audio.

La primicia llega en vísperas de la audiencia en la que el abogado de la cantante, Matthew Rosengart, pedirá oficialmente a la jueza Brenda Penny que “libere” a su cliente, como afirman los activistas del movimiento #FreeBritney, muchos de los cuales resulta que también fueron espiados por Black Box.

Grabar conversaciones privadas o mensajes de texto sin el consentimiento de ambas partes puede ser un delito y Jamie respondió de inmediato a través de un abogado: “Todo se hizo dentro de los parámetros de la autoridad que le otorgó el instituto de protección y con el consentimiento de Britney, su abogado y/o el tribunal”. A su vez, un representante de Black Box dijo que la empresa ha trabajado dentro de límites éticos y legales. “Estamos particularmente orgullosos porque nuestro trabajo ha mantenido a Britney a salvo durante muchos años”, manifestó la empresa.

Britney Spears, ex diva infantil de Disney, luego “princesa del pop” e ídola de los adolescentes, ha estado bajo tutela legal desde 2008, una institución legal que generalmente se aplica a personas muy mayores o que ya no están en posesión de sus facultades mentales. Según Vlasov, la operación de vigilancia ha ayudado a varias personas, pero especialmente a Jamie, a controlar cada pequeño aspecto de la vida del cantante. “Parecía una persona en prisión”, dijo, y explicó que decidió desnudar los enredos después de escuchar la declaración explosiva de Britney contra su padre en junio pasado.

El papel de Black Box ha sido durante mucho tiempo un misterio: fundado por el israelí Edan Yemini, que se describe en el sitio web de la compañía como un “ex agente israelí”, se ha convertido en un gigante en el sector de la seguridad, sobre todo de las celebridades. Gracias al contrato con los Spears, la firma ahora cuenta entre sus clientes a las Kardashian, Miley Cyrus y Lana Del Rey.

Britney sufrió de parte de Black Box la clonación de su iPhone, que le enviaba a Jamie copias de todas las comunicaciones en voz y texto, comentarios en redes sociales, notas, navegación y hasta las fotografías que la cantante tomaba “Yemini dijo que teníamos que hacerlo para protegerla de las malas influencias”, contó Vlasov, pero “Jamie monitorea los mensajes de texto con su madre, novios, amigos más cercanos e incluso con el abogado”, apunta el New York Times, sobre la base de mensajes que recibió durante la investigación.

"Controlling Britney Spears" 2021 New York Times #FreeeBritney Documentary Trailer

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario